Tramontana-r-en-venta-01
Este Tramontana R está en venta y su precio es puro orgullo patrio
Gettyimages-1020592978
Alonso: “Quiero disfrutar de la vida que no he tenido”
Alonso
Alonso admite la posibilidad de realizar un test de IndyCar
Sut rally finland 1657135
Ott Tanak, imparable en el Día 2 del Rally de Alemania
2019 golf r ginster yellow-large-8617
Volkswagen ofrece ¡40 colores! para personalizar el Golf R ¿Cuál eliges?

Al volante del Mercedes E300 Bluetec Hybrid: La estrella híbrida

Mercedes no podía sustraerse a tener en su catálogo una berlina de representación híbrida. El resultado es un Clase E en el que sólo se nota la diferencia repostando...

Pese a sus 231 caballos consume unos 6 litros de media.

Hemos visto en nuestra última comparativa cómo han resuelto Audi y Lexus el desafío de 'hibridar' dos de sus mejores berlinas, el A6 Hybrid y el Lexus GS 450h. Mientras que la abrumadora tecnología del A6 está a disposición de la eficiencia mecánica, la del Lexus mira, sobre todo, a mantener las sensaciones de conducción y las prestaciones de un lujoso coche de representación.

El Mercedes que nos ocupa en esta prueba pertenece a otra categoría, puesto que recurre a un motor Diesel como base para ser asistido por energía eléctrica. Solución ésta minoritaria que, por el momento, sólo es utilizada por Mercedes y por el grupo PSA en sus Citroën DS5 y Peugeot 3008/508 en sus versiones Hybrid4. Pero con un planteamiento técnico diferente.

Cuando nos acercamos al E300 Bluetec Hybrid, como así se llama esta versión, nada nos hace pensar que se trata de una avanzadísima berlina de motorización mixta. Solamente podrá saberse por el anagrama fijado en el capó trasero, que incluso podemos eliminar como una opción más ofrecida por Mercedes.

Esta voluntaria discreción se traslada al interior, donde encontramos el mismo señorial y acogedor recibimiento de cualquier Clase E. Cuando nos ponemos en marcha y utilizamos la instrumentación nos damos cuenta de que no estamos al volante de un coche como los que habitualmente usamos.

Prudente hibridación

A diferencia de otras soluciones, en el Mercedes la motorización eléctrica no condiciona a la térmica ni invade zonas útiles de la carrocería.El pequeño propulsor eléctrico de 20 kilowatios –27 caballos– sustituye al convertidor de par de la caja de cambios 7G-Tronic Plus y aumenta la potencia conjunta del sistema hasta alcanzar los 231 caballos de potencia, similar a la de un 300 CDI. Pero lo más interesante en el rendimiento de esta 'hibridación ligera' como define la marca esta solución, es la entrega de par, equiparable a la de un bloque térmico Diesel de ocho cilindros.

Las aceleraciones y las recuperaciones son las principales beneficiarias de esta ayuda en forma de voltios que le llega al Diesel de cuatro cilindros. El almacenamiento de electricidad, el gran problema técnico de los híbridos, ha sido solucionado con una compacta batería de ión-litio con un ponderado rendimiento de 0,8 kW/h, situada en el vano motor y utilizando el espacio de la batería convencional. Con ello, cuando abrimos el maletero, conservamos la misma capacidad que en los demás Clase E.

Pero lo verdaderamente excepcional de esta comodísima berlina, además de no notarse prácticamente su condición de híbrida, es un consumo verdaderamente increíble para su tamaño y potencia. Es fácil mantenerlo en torno a los 5,5 litros a los 100 kilómetros lo cual, si nos aprovechamos de la posibilidad que ofrece Mercedes de montar un depósito de gasóleo mayor pasando de 59 litros a 80 –137 euros– la autonomía aumenta de forma espectacular. 

Conseguir rodar a velocidades normales unos buenos 1.500 kilómetros con un sólo depósito será lo habitual, lo que convierte al Mercedes E300 Bluetec Hybrid en un fenomenal viajero.