Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

El Aston Martin Rapide E debuta en China

El primer eléctrico de Gaydon, desarrollado en colaboración con Williams Advanced Engineering, ya está aquí, ha debutado en China. Cuenta con dos motores eléctricos que ofrecen 610 CV y 950 Nm. Llegará a finales de 2019.

Rapide-e-(1)

Por fin conocemos la versión definitiva del Rapide E, el primer coche 100% eléctrico de Aston Martin que ha hecho su debut en el Auto Shanghai en China. El desarrollo del primer modelo de producción totalmente eléctrico de la historia de la marca acaba de debutar de la mano de Andy Palmer, CEO de la compañía de Gaydon.

Se trata de un proyecto importante para la marca que espera avalar el éxito de otros modelos de la marca como el Vulcan, Vanquish Zagato y DB4 GT.

Pensado como una exclusiva edición limitada a 155 unidades, este coupé de cuatro puertas electrificado, está desarrollado en colaboración con Williams Advanced Engineering (WAE) con los que ha trabajando especialmente en el nuevo tren motriz para conseguir adaptar de manera exitosa el nuevo sistema de baterías y motores dentro de la carrocería del coupé inglés. Porque sí, el Rapide E cuenat con dos motores eléctricos que ofrecen una potencia conjunta de algo más de 610 CV y 950 Nm de par máximo.

La manera de alimentarlos es mediante una batería de 800 voltios (como la de uno de sus rivales, el Porsche Taycan) con 65 kWh de capacidad y más de 5.600 celdas cilíndricas de ion litio colocadas justo donde se tradicionalmente se encontraba el motor V12 de 6 litros, por lo que el reparto de pesos no será muy distinto, ni tampoco el comportamiento dinámico, algo en lo que se ha trabajado especialmente. La batería está protegida por una carcasa de fibra de carbono y kevlar tal y como se aprecia en la imagen inferior.  

Así, Aston Martin confía en que este Rapid E alcance un rango de autonomía de más de 322 Km según el ciclo WLTP que podrá recuperarse con un cargador típico de 400V y 50kW a una velocidad de 297 km por hora; pero afortunadamente su sistema de batería de 800V permitirá una carga más rápida de 499 km por hora.

Y como Aston Martin que es, no se está descuidando su parte dinámica. El Rapide E alcanza una velocidad máxima de 249 km/h y llega a los 100 km/h en menos de 4 segundos, una marca que supera lo visto en su hermano con motor V12 con sus 4,4 segundos. Unas cifras que la firma de Gaydon quiere mantener durante un margen lo más amplio posible y no sólo cuando las baterías están completamente cargadas, tal y como se esperaría de un coche de combustión.

Dicho de otro modo, la obsesión de Aston Martin es la de que este coche eléctrico pueda hacer una vuelta completa a Nordschleife sin ninguna caída de rendimiento a causa de las baterías o hacer frente a las demandas diarias de aceleración y frenadas con un comportamiento estable.

El Rapide E se construirá en las nuevas instalaciones de la marca en St. Athan en Gales. 

La intención de Gaydon es no sólo mantener, sino incluso mejorar el carácter y sensaciones del Rapide S con el V12 para lo que se va a prestar especial atención al nuevo tren motriz y al chasis. A ello contribuirá también un diferencial de deslizamiento limitado combinado con una suspensión revisada. Según la propia Aston Martin, con el Rapide E se mejoran las sensaciones y entrega de potencia de modelos como el Rapide AMR y su afamado motor V12. 

Exteriormente sigue siendo un Rapide aunque ligeramente modificado para ser aerodinámicamente más eficiente. A ello contribuye también los nuevos neumáticos a medida Pirelli P Zero que ofrecerán una menor resistencia a la rodadura ofreciendo al mismo tiempo el rendimiento que se puede esperar de este tipo de calzado.

En cuanto al interior la tecnología es la nota dominante. Destaca una pantalla digital de 10 pulgadas que muestra diferente información al conductor, como estado de carga de la batería, potencia disponible en el motor, rendimiento, consumo de energía en tiempo real, etc. En el habitáculo destaca también la utilización de materiales como la fibra de carbono. 

El Rapide E se construirá en las nuevas instalaciones de la marca en St. Athan en Gales que se convertirán en el hogar de los nuevos modelo eléctricos de Aston Martin y Lagonda. Las primeras entregas llegarán a finales de 2019.