Audi rs q8 2
Audi RS Q8: El SUV más salvaje se prepara
Gettyimages-977029598
Alonso gestó media victoria en la noche: “No nos iban a dejar arriesgar en las últimas horas”
Jorge lorenzo catalunya victoria 2018
Jorge Lorenzo repite triunfo en Montmeló y ya mete miedo
B50
La noche en la que Fernando Alonso hizo de héroe en Le Mans
Opel-cesa-la-produccion-del-zafira-y-gtc-algo-esperable-03
Opel dice adiós a los Zafira y GTC

Audi A2 Concept: urbano, premium y eléctrico

El Audi A2 pasó por el mercado con más pena que gloria aunque merecía mejor suerte por calidad y diseño, pero era caro y quizá demasiado moderno. Los alemanes no tiran la toalla a la primera y este “proto” confirma que le siguen dando vueltas al A2.

MINIVOLUMEN PREMIUM. Parece que Audi se está planteando volver al segmento más pequeño de los coches familiares, donde actualmente no encontraría ningún rival "premium" a su altura.

La primera generación del A2 nació para “partir la pana” y enfrentarse al innovador Clase A con el diseño y su bastidor construido en aluminio como argumentos principales. Tenía muchas virtudes pero unos pocos aunque grandes defectos, los principales su precio y un diseño demasiado adelantado. Pero en Ingolstadt no se han cargado la denominación A2, sólo la han dejado pendiente de revisión, y ahora sacan a la luz este concept basado en la misma idea de monovolumen compacto.

El Audi A2 Concept tiene 3,8 metros de longitud, unos pocos centímetros más pequeño que el utilitario A1 y de tamaño similar a su antecesor, y 1,49 metros de altura para asegurar un habitáculo práctico al máximo y que ofrece cuatro plazas con mucho espacio. El techo pasa de opaco a transparente con sólo pulsar un botón y el suelo es completamente plano.

El motor del A2 Concept es eléctrico, ofrece 85 kilovatios (115 caballos) y un par de 270 Nm. Se alimenta por baterías de iones de litio recargables en enchufes domésticos convencionales que le otorgan una autonomía hasta 200 kilómetros. Destaca por un peso bastante contenido, en torno a los 1.200 kilos, y las prestaciones del prototipo permiten acelerar de 0 a 100 kilómetros / hora en unos nueve segundos y alcanzar hasta 150 km/h de velocidad punta.

Un aspecto en el que Audi aprovecha para experimentar en este coche es la iluminación, encargada por completo a LED de alta intensidad. La tecnología de los faros principales se denomina matrix stream, y consiste en un paquete de LED y microreflectores que generan un potente haz de luz que no deslumbra. Mientras se está conduciendo, las luces adaptativas funcionan como un foco lateral continuo; y si se activa el intermitente el haz de luz se mueve a través de toda la banda de iluminación lateral, que cambia de color e intensidad para señalizar diferentes funciones, como luz de freno, de posición o de niebla.

En los pilotos traseros se emplean otro tipo de LED que permiten adaptar la iluminación a las condiciones de visibilidad. Por ejemplo la luz de niebla tiene la apariencia de un rayo luminoso y proyecta un triángulo rojo sobre la carretera, como los típicos de aviso de emergencia. Además, una banda de luces rojas fluye por los pilotos traseros cuando se frena y demuestra intuitivamente la fuerza de frenado a los otros usuarios de la carretera que circulan por detrás.