Mercedes-cls-prueba-captura
Prueba Mercedes CLS 350d: Súper clase para cinco
Sut united states  1690152
Alonso: “Mi intención nunca fue correr todo el año en Indy”
Dovizioso motegi q 2018 1
Dovizioso se impone en la lucha por la pole en Motegi
Sut united states  1690043
Sainz: “Una clasificación en mojado será un buen desafío”
Emisiones co2
Los coches nuevos vendidos en 2018 ya emiten más CO2 que los de 2017

BMW Serie 8 2019: El gran coupé ya está aquí

Su presentación oficial se estaba haciendo de rogar, pero la espera ha llegado a su fin. La firma alemana ha presentado de manera oficial todos los detalles del nuevo integrante de la familia. Llegará en noviembre y contará con dos opciones mecánicas compuestas por un bloque de gasolina V8 y otro diésel de seis cilindros en línea.

Bmw-serie-8-2019 (3)

Deportivo, elegante, sofisticado. Así era el BMW Serie 8 que la casa de Múnich produjo durante la década de los 90 y que todavía hoy muchos fans recuerdan con especial cariño. Entonces, los de Bayerische Motoren Werke llegaron a despachar 30.621 unidades de este modelo que como podéis comprobar, está de nuevo en camino, y acaba de aterrizar de manera oficial.

El gran coupé germano ha sido diseñado para ofrecer la máxima diversión al volante, al mismo tiempo que brindará una comodidad y lujo a la altura de las circunstancias. Sus dimensiones son las siguientes: 4,84 metros de largo por 1,90 de ancho y 1,34 m de alto, mientras su batalla se extiende hasta los 2,82 metros. A pesar de sus medidas el maletero no es de los más amplios del sector y es que con 420 litros está más cercano del segmento de los compactos.

De serie cuenta con unos faros de LED; de manera opcional, unos BMW Laserlight con alcance de hasta 600 metros.

Los ingenieros han intentado reducir el peso al máximo y para ello han recurrido a materiales resistentes y ligeros como el carbono, magnesio o el polímero reforzado con fibra, extendidos por todo el conjunto. El resultado final se traduce en un peso que no supera las dos toneladas, concretamente 1.965 kilos. Bajo esta lujosa y atlética carrocería se encuentra la plataforma modular CLAR, es decir, el mismo bastidor que estrenó el BMW Serie 7 y que con varias modificaciones incorpora también el nuevo Serie 5.

De manera opcional se puede optar por el paquete opcional ‘Carbon’ que incluye los retrovisores, entradas de aire, alerón y difusor en fibra de carbono.  

El equipo de frenos se encargará de detener todo ese peso y lo hará a través de pinzas de aluminio de cuatro pistones delante, con discos ventilados en ambos ejes (395 mm con el acabado M Sport) y conductos direccionales. La suspensión, por su parte, presenta un esquema de doble horquilla en el eje delantero y multibrazo en el trasero. Esta, ha sido puesta a punto por BMW M y de serie encontraremos una suspensión adaptativa M con amortiguadores con control electrónico. Además, no debemos olvidar la dirección activa integral, que permite el giro de las ruedas en sentido contrario al del volante, siempre por debajo de 72 km/h y un máximo de 2.5 grados.

La gama mecánica del Serie 8 estará compuesta inicialmente por dos propulsores distintos. Empezando por el más económico de todos, el 840d xDrive, cuenta con un bloque turbodiésel de 3.0 litros y seis cilindros en línea con una potencia de 320 caballos a 4.400 revoluciones y un par máximo de 680 Nm entre 1.750 y 2.250 vueltas. Estos datos le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima, autolimitada, de 250 km/h.

La otra opción mecánica es una de la que ya te hemos hablado con anterioridad. Se trata de la versión M850i xDrive, es decir, un propulsor V8 biturbo de 4.4 litros con una potencia de 530 caballos entre 5.500 y 6.000 revoluciones, y un par máximo de 750 Nm entre 1.800 y 4.000 rpm. Si los datos del diésel eran llamativos, los del gasolina lo son aún más y es que la aceleración de esta variante es de 3,7 segundos a los 100 km/h. La velocidad máxima sigue siendo de 250 km/h.

El Serie 8 cuenta con cinco modos de conducción: Adaptative, Comfort, Eco Pro, Sport y Sport+.

El encargado de trasladar toda esa potencia al asfalto será el conocido sistema de tracción total xDrive, el cual realizará su trabajo con la ayuda de un diferencial autoblocante trasero con control electrónico. La transmisión corre a cargo de una caja automática por convertidor de par y ocho velocidades Steptronic.

Entre su equipamiento encontramos algunos sistemas ya conocidos como el asistente de cambio involuntario de carril, control de crucero adaptativo, Head-Up Display, visión nocturna, BMW Live Cockpit, cámaras con función 3D y 360 grados, y el de control del ángulo muerto. No obstante, el más destacado de todos viene de la mano de un sistema de conducción semiautónoma, denominado Co-Pilot, que permitirá al vehículo desplazarse a velocidad de crucero sin intervención del conductor. También encontramos un cuadro de instrumentos digital con una pantalla de 12,3 pulgadas.

La llegada a los concesionarios se producirá durante el mes de noviembre, mientras que el precio de partida para nuestro mercado aún no ha trascendido. La gama se completará con las versiones Cabrio y Gran Coupé, sin olvidar el más prestacional de todos, el M8.