Audi-rs-q3-portada
Los 400 CV del Audi RS Q3 2018 ya prueban el asfalto de Nürburgring
Sut french grand p 1632194
Sainz, ¿más cerca de McLaren con la marcha de Alonso?
Land-of-land-rovers-portada
Así es el viaje de Land Rover por el Himalaya en su 70 cumpleaños
Sut indianapolis 5 1485405
La IndyCar abre sus puertas a Fernando Alonso
Dodge-challenger-hellcat-redeye-portada
Dodge Challenger Hellcat Redeye: 808 CV para quemar el asfalto

BMW X5 2018: El nuevo coloso de Múnich

Pieza clave de la ofensiva SUV de BMW para los próximos años, el nuevo X5 ya está aquí para unirse a los últimos X3 y X2. Sólo unas horas después de que un medio ruso filtrara sus primeras imágenes, la marca alemana lo ha presentado oficialmente aunque no iniciará su comercialización hasta noviembre.

Bmw-x5-2019-01

Cinco años después de que el último BMW X5 viera la luz, la firma alemana presenta su relevo, una cuarta generación que crece en todas sus cotas a pesar de que vaya a dejar de ser el SUV más grande de BMW, pues se situará un peldaño por debajo del BMW X7. Su plataforma mecánica, la denominada en código interno CLAR –Cluster Arquitecture– alcanza una distancia entre ejes de 2,98 metros y presume de mayor ligereza y resistencia que nunca.

El nuevo BMW X5 mide 4,92 metros de largo, 2,00 de ancho y 1,75 de alto, es decir, su longitud aumenta exactamente 3,6 centímetros, su anchura 6,6 y presenta una altura 1,7 centímetros superior al modelo precedente. Este aumento de las cotas se traduce en un habitáculo más espacioso, con posibilidad de configurarlo con cinco o siete plazas, una configuración que añade un sistema eléctrico para mover longitudinalmente la segunda fila de asientos –opcionalmente–. Eso sí, los respaldos están divididos en tres partes 40:20:40 y permiten aumentar la capacidad de un maletero que cubica 645 litros con cinco asientos disponibles.

De la misma forma, el portón trasero del X5 está dividido en dos partes y se abre hacia arriba en su mitad superior y hacia abajo en la inferior, mediante un sistema eléctrico que facilita la operación y deja una superficie de carga plana.

Por otro lado, en lo referente a la estética no encontramos grandes sorpresas y tanto el frontal como la zaga recuerda en buena medida al último BMW X3, con nuevos faros delanteros y pilotos OLED que le conceden una apariencia más vanguardista. En el interior encontraremos también varios elementos comunes con la familia SUV de BMW como los numerosos huecos útiles, un equipo multimedia con una pantalla táctil de 12,3 pulgadas y lo último en conectividad inalámbrica para smartphones, y un cuadro de mandos digital. Es lo que la marca denomina como Sistema Operativo BMW 7.0 y es que en el caso de este X5 se añade una instrumentación completamente digital con visualizaciones inéditas y un manejo más rápido e intuitivo.

Dos líneas estéticas –xLine y M Sport– distinguirán a los nuevos BMW X5, una primera con estilo off-road y una segunda más deportiva, la que ilustra esta información. Eso sí, en ambos casos, este SUV incluye llantas muy grandes, de 18 pulgadas de serie, 19 pulgadas en el acabado X-Line y 20'' en el M Sport aunque opcionalmente pueden ser de hasta 22 pulgadas. De serie, los faros también son full led aunque en el catálogo de extras encontramos los BMW Laserlight con tecnología láser y funciones adaptativas. Algo similar sucede con la suspensión, que incluye amortiguadores de dureza variable en todo caso, pero que puede añadir muelles neumáticos para elevar o reducir su altura en 4 centímetros por encima y por debajo de la posición estándar, aumentando así sus aptitudes camperas o reduciendo la distancia libre al suelo para aumentar su dinamismo, según requiera el conductor.

En el apartado técnico la gran novedad es la Dirección Activa Integral, que permite a las ruedas traseras girar para aumentar la maniobrabilidad y el dinamismo del X5.

En el plano mecánico, la esperada variante híbrida enchufable X5 xDrive40e que tanto había dado que hablar durante el desarrollo de este modelo tendrá que esperar, igual que los poderosos 'M'. Al menos de momento, las motorizaciones disponibles en Europa serán las xDrive30d, M50d y xDrive40i, los primeros derivados de un 3.0 turbodiésel de 265 y 400 caballos respectivamente, y el último con un gasolina de idéntica cilindrada y 340 CV de potencia, todas ellas asociadas a una caja de cambios Steptronic por convertidor de par y ocho marchas, y también al sistema de tracción total conectable xDrive, que envía casi todo el par motor al eje posterior para ahorrar combustible en condiciones de buena adherencia y acciona el eje motriz delantero cuando ésta se ve comprometida.

El nuevo BMW X5 2018 estará a la venta en nuestro mercado a partir del mes de noviembre, con unos precios que todavía no son oficiales pero que oscilarán entre los 70.000 y los 115.000 euros.