9a3cb070-vw-interactive-headlights-and-taillights-25
Así funciona el futuro sistema de iluminación de Volkswagen
Sut united states  1690152
Alonso: “Mi intención nunca fue correr todo el año en Indy”
Mercedes-cls-prueba-captura
Prueba Mercedes CLS 350d: Súper clase para cinco
Sut united states  1690043
Sainz: “Una clasificación en mojado será un buen desafío”
Emisiones co2
Los coches nuevos vendidos en 2018 ya emiten más CO2 que los de 2017

Bollinger se atreve también con las pick-up con su nuevo B2

Es 100% eléctrica, tiene 520 CV y una capacidad de carga descomunal: más de 2 toneladas y casi tres y media de remolque. Además su interior es tan básico y versátil que podrías llevar vigas de madera más largas que el propio vehículo.

Bollinger-b2-port

Puede que recuerdes aquel todoterreno 100% eléctrico compuesto casi en su totalidad por aluminio llamado Bollinger B1, obra de una pequeña compañía estadounidense ubicada en Harpersfield, cerca de nueva York. Un modelo tan cuadrado como llamativo que ha ido poniéndose a punto. Y cuando todavía el B1 no ha salido al mercado Bollinger ha anunciado la llegada de una nueva variante, aunque con la misma filosofía 100% eléctrica y muy simple, aunque ahora bajo un concepto de pick-up. Su nombre es tan simple como su propio diseño: B2. En eso no cambian.

Eso sí, su simpleza también hace que este B2 sea extremadamente práctico. Porque esta pick-up eléctrica cuenta con una capacidad de carga de más de 2.200 kg y una capacidad de remolque de 3.400 kg. Es tal su versatilidad que se puede bajar el porton trasero, la ventana trasera e incluso un portón delantero en el morro para transportar largas vigas de madera contrachapada, hasta 72 según el fabricante. El interior tan espartano como en su hermano hace que este tipo cargas sean mucho más sencillas de hacer.

Al igual que en el B1, este B2 tendrá dos motores eléctricos con una potencia combinada de 520 CV y 697 Nm de par máximo, y como en su primer modelo, Bollinger promete una autonomía de 300 km gracias a un paquete de baterías de 120 kWh. Unas baterías que contarán con la ayuda de una frenada regenerativa y que podrán cargarse en su totalidad en unas 10 horas con una toma de corriente convencional y en 75 minutos con un sistema de carga rápida.

El conjunto vendrá además acompañado de una suspensión hidroneumática perfecta para su concepción off-road. Este Bollinger B2 podría llegar en 2020, tras la llegada del B1 que está previsto para 2019.