Control-alcoholemia
Campaña DGT 15 de agosto: Controles de alcohol y drogas a cualquier hora y en todo tipo de carreteras
Sut british grand  1644689
Alonso deja la puerta abierta: “McLaren será más fuerte y ese podría ser el momento de regresar”
Mercedes-amg-gt-facelift-002
Mercedes-AMG GT Coupé 2020: Actualización a la vista
Sut canadian grand 1615800
El mundo del motor reacciona al anuncio de Fernando Alonso
Comprar-coche
¿Cuánto dinero piensas destinar a la compra de tu próximo coche?

CityPilot: La conducción autónoma llega a los autobuses

Mercedes-Benz trabaja en un sistema de conducción autónoma para el transporte público en vías urbanas e interurbanas. Se llama CityPilot y basa su funcionamiento en la interacción con otros vehículos y objetos, siendo capaz de reconocer semáforos, obstáculos, peatones y acercarse de forma autómatica a las paradas de autobús.

Mercedes probó el CityPilot con éxito en las calles de Ámsterdam.

La conducción autónoma es una realidad que poco a poco va llegando a nuestras carreras. Son varios los coches y camiones que incorporan ya este tipo de tecnología, que gracias a Mercedes-Benz también ha llegado a los autobuses. Y es que la marca germana está trabajando en un sistema de conducción semi autónoma para el transporte público, un movimiento bastante lógico tratándose de vehículos que circulan a baja velocidad y siguen, normalmente, rutas preestablecidas.

Se llama CityPilot y se basa en la tecnología de conexión entre vehículos, desarrollada por la marca para sus camiones y mejorada en esta ocasión para desenvolverse en entornos urbanos. Las claves de su funcionamiento pasan por el uso de mapas detallados del terreno, posicionamiento GPS, numerosos sistemas de monitorización y comunicación de vehículo a objeto (V2X).

El sistema es capaz de reconocer semáforos, obstáculos y peatones, aplicando el freno de manera autónoma si la situación lo requiere. Otra de sus capacidades consiste en acercarse de forma automática a las paradas de autobús, abriendo y cerrando las puertas sin la ayuda del conductor.

Las primeras pruebas del CityPilot han tenido lugar en Ámsterdam, donde un autobús conceptual equipado con esta tecnología recorrió con éxito 20 kilómetros de manera completamente autónoma. El viaje, supervisado en todo momento por el conductor, incluyó tramos de túneles, curvas y numerosos semáforos. Mercedes ha querido señalar los beneficios de esta tecnología, que además de mejorar la seguridad de los pasajeros y el resto de usuarios de la vía pública, reduce la carga de trabajo del conductor, que no obstante, puede tomar el control del vehículo en cualquier momento.