Waze-ok
Tráfico estudia prohibir las apps que alertan de los radares y controles en carretera
Haas ferrari japon 2018 1
La relación entre Haas y Ferrari, motivo de “fricción” en la parrilla
Skoda-scala-rs-render-03
Skoda Scala RS: Primer vistazo al GTI más práctico y asequible
Collage eprix
El primer ePrix de Arabia Saudí, en imágenes
Seat-tarraco-prueba-1
Al volante del Seat Tarraco: Así va el nuevo buque insignia de Seat

Denza 500: Saluda al eléctrico chino de Mercedes

Lo último del grupo Daimler no es un Mercedes, ni siquiera un smart. Se llama Denza 500 y es un eléctrico realizado junto al fabricante chino BYD. Cómo está todo.

Denza-500-01

Los grupos Daimler y BYD sellaron hace poco más de un lustro una alianza germano-china que tuvo una gran repercusión a nivel mundial por lo insólito del acuerdo. Fruto del mismo se creó Denza, una marca centrada en el desarrollo de modelos con tecnología ecológica y que aspira a posicionarse como toda una referencia en el mercado chino. Bien pues después de que su primer modelo, el 400, pasara algo inadvertido, esta compañía vuelve a la carga con un sustituto de garantías para éste, un Denza 500 “Engineered with Daimler Group” –como podemos leer en el pilar C de su carrocería, y diseñado igualmente al gusto europeo. 

Su afilado frontal, con unos faros que parecen prolongarse hasta la parrilla central, podría esta firmado por cualquier fabricante de nuestro continente o incluso japonés mientras que en la línea lateral y en la zaga, queda todavía más patante la influencia de Mercedes. Fíjense con detalle en los tiradores de sus puertas, por ejemplo. Sí, son calcados a los de un Clase A.

Por su parte, el interior ofrece un aspecto igualmente envidiable con un cuadro de mandos digital, una pantalla de nueve pulgadas ubicada en el centro del salpicadero y un volante multifunción de dos radios y diseño ergonómico. Además, por si esto fuera poco, el software incluye un navegador capaz de detectar hasta 112.000 puntos de recarga en este país y permite asociar un smartphone que, mediante la app de la marca, controla la ubicación del vehículo, el estado de carga de la batería y otros datos relevantes.

En el aspecto mecánico cabe resaltar que estamos ante un vehículo 100% eléctrico y de gran autonomía. El ’500’ de su nombre no hace sino referencia a la autonomía que ofrece. Sí, hablamos de 500 kilómetros, 100 más que su predecesor, si bien esta medida está tomada en base al ciclo de homologación chino que concede unos 50 kilómetros más que el NEDC por el que nos regimos aquí.

El Denza 500 presume de una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,5 segundos y de una velocidad máxima de 150 km/h, autolimitada para garantizar su autonomía.

En cualquier caso, hablamos de un rango importante que se consigue gracias a una nueva batería con 70 kWh de capacidad. Ésta se encarga de alimentar un motor de 68 kW –92 caballos– que en determinadas fases puede llegar a entregar un máximo 135 kW –181 caballos– durante unos instantes. Eso sí, para disponer del rendimiento más elevado es imprescindible optar por el Denza 500 más equipado, el de acabado Aurora y no Lifestyle, que es el básico. El par máximo en ambos casos oscila entre los 177 y los 300 Nm y se entrega de forma instantánea.

Aunque el impacto de Denza en China todavía no es demasiado importante, tanto Daimler como BYD demuestran con este relevo que apuestan fuerte por una marca que con el 400 aumentó sus ventas un 85% durante 2017 en este mercado, y eso que estos coches no son baratos en absoluto. El 500 Lifestyle se pondrá a la venta desde 38.500 euros y el 500 Aurora desde 42.000. Inicialmente, no se espera que este modelo llegue a venderse en otros mercados.