radar movil
De récord: Un radar móvil pone 500 multas en 3 horas
Rueda de prensa gp francia pilotos 2018 1
Las frases más destacadas de la rueda de prensa de pilotos de Francia
Skoda-octavia-mule-005
Skoda Octavia 2020: Nueva generación en camino
Sut 2018 24 hours  1626897
Alonso: “Le Mans es impredecible, algo que ha perdido la F1”
Rimac C_Two
Porsche reafirma su apuesta por la tecnología eléctrica y compra el 10% de Rimac

Este misterioso Mercedes SLS AMG ‘E-Cell’ está de pruebas en Nürburgring

Provisto de una mecánica 100% eléctrica y de un complejo sistema de conducción autónoma, el SLS AMG ha vuelto pero ¿con qué objetivo?

Mercedes-sls-e-cell-autom

La última vez que lo vimos rodar en el viejo Nürburgring estableció un récord de 7.56.2 pero hace mucho, mucho tiempo. Concretamente nos referimos al mes de junio de 2013 cuando este Mercedes SLS AMG Electric Drive –inicialmente denominado E-CELL– se convirtió en el eléctrico más rápido en la historia de la casa germana.

Ahora, ha regresado al mismo escenario pero con una configuración bien distinta y por supuesto, un nuevo objetivo: servir como base mecánica al nuevo hypercar híbrido de Mercedes-AMG. Basta con afinar un poco el oído para comprobar mediante este vídeo que un poderoso motor V8 viaja bajo el capó de este peculiar SLS AMG aunque supuestamente, bien asistido por una serie de motores eléctricos ubicados uno en cada una de sus ruedas, especialmente cubiertas para la ocasión.

Aunque todavía no hay confirmación oficial al respecto, todo apunta a que Mercedes quiere poner el sello a su nueva generación EQ –su gama de vehículos ecológicos– con un superdeportivo híbrido que rondará los 600 caballos de potencia y que tendrá en este peculiar ‘E-CELL’ a su progenitor.

El Mercedes SLS AMG Electric Drive que la marca comercializó a principios de esta década era un deportivo 100% eléctrico del que se realizaron sólo 100 unidades, muchas de ellas propiedad de la marca a día de hoy. En su última configuración, incorporó cuatro motores eléctricos, ubicados uno en cada rueda para reunir nada menos que 751 caballos de potencia y un par máximo de 1.000 Nm. Su principal enemigo era el peso, pues frenaba la báscula en unos más que considerables 2.166 kilos. En cualquier caso, el SLS eléctrico lograba unas prestaciones espectaculares, especialmente en su época, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y una velocidad punta auto limitada a 250 km/h para no comprometer en exceso la autonomía. Lo que no podía imaginar es que con el tiempo, se convertiría en una perfecta 'mula de pruebas'.