Un conductor hace ‘pleno’ en el test de drogas y alcoholemia
Portada alonso galeria
Los mejores momentos de Fernando Alonso en Fórmula 1
Bmw-serie-8-portada
El BMW Serie 8 Gran Coupé calienta antes de su estreno
Sut french grand p 1632194
Sainz, ¿más cerca de McLaren con la marcha de Alonso?
Mso-track-portada
McLaren 720S Track Theme y Pacific Theme: orgullosos de sus colores

Hyundai Kona Eléctrico: Cero humos para el SUV más urbano

La marca coreana lanza el primer crossover del segmento B con mecánica 100% eléctrica, un Kona EV que se ofrecerá en dos niveles de potencia pero con las mismas emisiones: cero.

Hyundai-kona-electrico-recarga

Debutó en junio del pasado año, hace sólo unos meses, pero ya te advertimos que este Hyundai Kona tenía objetivos realmente ambiciosos como el de completar una gama de motorizaciones amplia y sobre todo, avanzada. Bien, pues en su apuesta por las tecnologías limpias y sostenibles, la marca coreana presentará en el próximo Salón de Ginebra 2018 este Hyundai Kona Eléctrico que poco después llegará a nuestro mercado. De esta forma, el último SUV de la firma coreana quiere conquistar un público más joven y distinguirse de rivales tan afianzados como el Nissan Juke o el Toyota C-HR.

Al primer vistazo, distinguimos a esta versión eléctrica porque no hay rastro de entradas de aire, y es que una llamativa parrilla frontal carenada distingue a esta versión del resto de los Kona. Otro elemento característico son los nuevos leds de sus faros superiores, los de iluminación diurna, denominados 'gemelos' por su diseño y por su mayor potencia lumínica. Además, este Eléctrico se podrá elegir en siete colores exteriores y con un tono diferente para el techo y las carcasas de los retrovisores lo que unido a sus defensas y protectores de la parte inferior, dan como resultado una carrocería tricolor. Por último, en la zaga, apreciamos también la ausencia del habitual escape y en la línea lateral unas llantas de diseño específico.

En cuanto al interior, esta versión EV, también presenta diferencias sustanciales con las gasolina o diésel, en primer lugar porque la ausencia de la caja de cambios permite dejar la consola cental más despejada –con nuevos huecos útiles– y en segundo porque nos encontramos con un cuadro de mandos completamente digital. Se trata de una pantalla de siete pulgadas que muestra la información de forma clara y que se completa con un head up display que proyecta sobre el parabrisas la información más relevante, ayudándonos así a no retirar la vista de la carretera.

Los cambios afectan a sus dimensiones. El Kona eléctrico es 1,5 centímetros más largo y 2 más alto que el normal, alcanzando los 4,18 y 1,57 metros de longitud y altura.

Pero a pesar de no requerir un cambio de marchas, pues el motor eléctrico nueve las ruedas delanteras mediante una transmisión de acople directo, el volante del Kona intengra unas levas, las del denominado sistema shift by wire, que permite dosificar la frenada regenerativa o incrementar su acción en función de las necesidades de conducción, como si subiéramos o bajáramos de marchas para hacer más o menos freno motor con un gasolina.

Realmente, lo que se esconde bajo el capó del Kona Eléctrico, es un motor con dos niveles de rendimiento diferentes. La versión con batería de larga autonomía es capaz de recorrer más de 470 kilómetros con una sola carga, entregando una potencia de 150 kW, 204 caballos para entendernos. Por otro lado, con una capacidad de batería de 39,2 kWh, la versión básica se conforma con 300 kilómetros de autonomía y con una entrega de potencia de 99 kW –135 CV–. No obstante, el par máximo es el mismo en los dos casos, 395 Nm que se entregan de forma casi instantánea y que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en solo 7,6 segundos.

Con su batería de mayor capacidad, el Kona Eléctrico declara 470 kilómetros de autonomía, en ciclo NEDC.

A nivel de equipamiento, el Kona Eléctrico ofrece un equipo multimedia completo, con navegador y las aplicaciones Apple CarPlay y Android Auto para conectar sus dispositivos móviles, los mismos que puedes cargar de forma inalámbrica. Además, cuenta también con los asistentes a la conducción englobados en el SmartSense de Hyundai, tales como el asistente para evitar colisiones frontales o atropello a peatones, el avisador de vehículos en el ángulo muerto, el de tráfico cruzado trasero, el de cambio involuntario de carril, detector de fatiga o reconocimiento señales entre otros. Aunque todavía es pronto para conocer su precio, se estima que ronde los 35.000 €.