Audi rs q8 2
Audi RS Q8: El SUV más salvaje se prepara
Gettyimages-977029598
Alonso gestó media victoria en la noche: “No nos iban a dejar arriesgar en las últimas horas”
Jorge lorenzo catalunya victoria 2018
Jorge Lorenzo repite triunfo en Montmeló y ya mete miedo
B50
La noche en la que Fernando Alonso hizo de héroe en Le Mans
Opel-cesa-la-produccion-del-zafira-y-gtc-algo-esperable-03
Opel dice adiós a los Zafira y GTC

Hyundai RN30 Concept: Espíritu de carreras

Con este espectacular prototipo Hyundai anticipa las líneas del i30 más deportivo que estará listo el próximo año inaugurando así una serie 'N' de lo más interesante.

No es un simple alarde de diseño, anticipa las líneas del deportivo i30 N.

La nueva generación del Hyundai i30 contará con una variante realmente deportiva, a la altura de los GTI más radicales del momento. Con toda la experiencia adquirida durante los últimos años en el Mundial de Rallyes, la casa coreana desarrolla ya ese i30 N en 'secreto', pero ya querido aprovechar el Salón de París 2016 para invitarnos a soñar con él a través de este Hyundai RN30 Concept.

Con el margen para la fantasía que siempre conceden los concept car, los diseñadores han transformado el i30 en una especie de supercar en miniatura, añadiendo un capó abultado, unos pasos de rueda desmesurados, paragolpes, faldones y spoliers específicos y hasta unas puertas de apertura en tijera. Las llantas monotuerca de 19 pulgadas y un interior vaciado más propio de un coche de rallyes que de uno de calle, completan un conjunto estético simplemente espectacular, aunque quizá no resulte tan realista como el Civic Type R Prototype que Honda ha revelado en este mismo Salón.

Precisamente, tanto el Type R como el Ford Focus RS o el Volkswagen Golf R serán los principales rivales de este Hyundai.

El RN30 Concept esconde bajo esta carrocería un propulsor 2.0 turbo que llegará al modelo de calle aunque no sabemos si con la misma potencia. Declara nada menos que 380 caballos y un par máximo de 431 Nm, una fuerza descomunal que se transmite a las cuatro ruedas mediante una caja de cambios automática de doble embrague. Le seguirmos la pista –o lo intentaremos–.