9a3cb070-vw-interactive-headlights-and-taillights-25
Así funciona el futuro sistema de iluminación de Volkswagen
Sut united states  1690152
Alonso: “Mi intención nunca fue correr todo el año en Indy”
Mercedes-cls-prueba-captura
Prueba Mercedes CLS 350d: Súper clase para cinco
Sut united states  1690043
Sainz: “Una clasificación en mojado será un buen desafío”
Emisiones co2
Los coches nuevos vendidos en 2018 ya emiten más CO2 que los de 2017

Koenigsegg Ragnarok: Nuevo súper híbrido en camino

El sucesor del Agera apunta realmente alto y podría heredar el motor V8 de 5 litros aunque evolucionado para rozar, o incluso superar los 1.400 CV de potencia. Saldremos de dudas en el Salón de Ginebra 2019.

Koenigsegg-ragnarok

El próximo gran modelo de Koenigsegg está cerca. Tanto que podríamos verlo en el próximo Salón de Ginebra y las informaciones que van llegando hacen presagiar que será una máquina a tener muy en cuenta. Incluso podríamos tener ya su nombre. Uno a la altura del origen de la marca de Christian von Koenigsegg y de la potencia salvaje que posiblemente llegará a tener: Ragnarok.

Según la publicación TheSupercarBlog que cita a una “fuente fiable”, ese sería el nombre del sucesor del Agera. Un nombre con el que se denomina al apocalípsis según la mitología nórdica.

Según Christian von Koenigsegg el nuevo modelo llevaría el V8 de 5 litros procedente del Agera RS pero evolucionado para alcanzar unos 1.380 CV de potencia

Pero esto no es todo, porque este superdeportivo tendrá unas prestaciones de vértigo a la altura de la marca, con un motor V8 de 5 litros procedente del Agera RS pero evolucionado para alcanzar unos 1.380 CV de potencia. No obstante los rumores del foro McLaren Life sostienen que el motor, ayudado por algún tipo de hibridación, podría alcanzar la friolera de 1.460 CV y un máximo de 9.000 rpm.

​​​​​​​

Sea como sea este nuevo Koenigsegg llegará con un chasis sometido a una estricta dieta para adelgazar 20 kilos, hasta los 1200 kg aproximadamente, lo que dejaría una relación peso potencia dificil de superar.

La palabra “hibridación” no es algo que le hayamos escuchado recientemente a Christian von Koenigsegg, pero dada la tendencia de muchos fabricantes de muy altas prestaciones por esta opción parece solo cuestión de tiempo que la veamos en la próxima generación de hypercars, al menos los que aún no han dado el salto.