Sin titulo
Así ha quedado este McLaren Senna tras un aparatoso accidente
Sut italian grand  1523855
Monza, en busca de 100 millones de euros para mantener la Fórmula 1
181111 gfp 125829
Al volante del Audi A1 Sportback 2019: Apuesta por la deportividad
Kubica-vettel
Vettel sobre el regreso de Kubica: “Tengo sentimientos encontrados”
Ayudas-coches-ecologicos
La Comunidad de Madrid ya ofrece hasta 5.500 euros en ayudas para comprar vehículos ecológicos

Maserati Levante GTS: Herencia Ferrari

Al SUV italiano le faltaba algo de chispa para poder medirse a sus rivales más directos. La solución llegó con la versión Trofeo, una variante que quizás era demasiado para algunos y que ahora tendrán en este GTS el candidato perfecto.

Maserati-levante gts-2019-1600-01

Con una gama de motores comprendida por un par de V6 de gasolina y gasóleo, el Maserati Levante no es exactamente el digno rival del Porsche Cayenne que todo el mundo esperaba. Desde Italia se dieron cuenta de ello y pensaron que la mejor forma de arreglar este pequeño problema sería recurriendo a un V8 de mayor capacidad para poder minimizar la diferencia de prestaciones entre ambos.

El resultado llegó en el primer trimestre del año con la aparición de una variante mucho más deportiva y prestacional denominada Trofeo. Bajo su largo capó se ocultaba un propulsor de ocho cilindros de origen Ferrari con una potencia muy cercana a los 600 caballos, toda una bestia de la carretera que se aprovechaba de un sofisticado sistema de tracción a las cuatro ruedas denominado Q4 Intelligent All-Wheel Drive

De esta forma las plegarias de muchos clientes se veían satisfechas pero quizás para algunos era demasiado. Es por ello que aprovechando una cita tan trascendente como el Goodwood Festival of Speed, la marca italiana ha presentado una variante ligeramente más descafeinada, pero igual de emocionante y contundente. Se llama Maserati Levante GTS, es decir, un SUV de aspiraciones deportivas que recurre al mismo V8 de 3.8 litros mencionado anteriormente, el mismo que utiliza el Quattroporte GTS.

Como decimos, se trata de una versión menos prestacional que el Trofeo, ofreciendo unas cifras bastante respetables pero unas prestaciones algo peores. A pesar de ello los ingenieros de Ferrari han optimizado el bloque del Quattroporte para exprimirle algo más de rendimiento y pasar de los 530 a los 550 caballos. Estos se entregan a 6.250 revoluciones y su par máximo es idéntico al del Trofeo, es decir, 730 Nm disponibles desde las 2.500 hasta las 5.000 rpm. 

Pese a esta pequeña disminución en potencia las prestaciones del SUV italiano siguen siendo muy respetables y es que el tiempo que necesita para acelerar desde parado hasta los 100 km/h es de 4,2 segundos y su velocidad máxima de 292 km/h. A ello contribuyen un chasis con una puesta a punto específica y el mencionado sistema de tracción total. 

En el apartado estético encontramos unos paragolpes que han sido rediseñados para ofrecer una imagen más deportiva, mientras que en el interior aparecen unos pedales específicos, nuevas combinaciones de cuero para el habitáculo y un sistema de sonido firmado por Harman Kardon con 14 altavoces.