Subaru-brz-corvette-v8
Este Subaru BRZ con motor Corvette revoluciona las calles de Mónaco
Verstappen podio brasil 2018 1
Verstappen: “La cagué en las seis primeras carreras del año”
Portada-opel-gt-concept
Opel, innovación alemana y tecnología de última generación al alcance de todos
Car and Driver + Opel
SimulacioYn 2019
Liberty Media, satisfecha con la simulación de 2019
Factura ocu
Gasolina, diésel, gas, eléctrico o hidrógeno: ¿Cuál te conviene?

Mercedes Clase G 2018: Nueva vida para el 4x4 eterno

La nueva generación del Clase G acaba de ver la luz en el NAIAS 2018, el Salón del Automóvil de Detroit. Como te anticipamos hace sólo unos días, su diseño no es precisamente transgresor, pero oculta cambios más relevantes de lo que parece.

Mercedes-benz-g-class-2019-1280-04-ok

Tal y como te adelantamos hace sólo unos días, el nuevo Mercedes Clase G ha visto la luz en el Salón de Detroit 2018, la primera gran cita internacional del año. Hablamos de uno de los todoterrenos más genuinos del mercado y quizá por ello, conserva sus formas y proporciones características pese a tratarse de un vehículo que data nada menos que de 1979. Pese a lo que pueda parecer, estamos ante una nueva generación , no de una mera actualización y es que presenta importantes cambios estructurales y todo un arsenal tecnológico para seguir siendo uno de los mejores 4x4 del mercado.

El diseño de su carrocería le conecta al pasado merced a sus formas cuadriculadas y su alargado capó, pero también reconocemos otros detalles habituales como el embellecedor lateral cromado, los intermitentes situados por encima de los faros delanteros, la rueda de repuesto ubicada sobre la puerta del maletero o las estriberas, que permiten un mejor acceso al habitáculo. Sin duda, los elementos más novedosos son los grupos ópticos delanteros y posteriores, ambos de mayor tamaño y tecnología led, pero también la parrilla frontal, los espejos retrovisores y las llantas presentan un nuevo aspecto.

A simple vista, podría parecer un simple restyling, sobre todo si tenemos en cuenta que sólo es 5,2 centímetros más largo pero nada más lejos de la realidad. La anchura se ha incrementado hasta en 12,1 centímetros y la nueva plataforma mecánica incluye un bastidor de arquitectura ligera, realizado en aluminio casi en su totalidad al igual que la nueva carrocería.

El nuevo Clase G alcanza los 4,82 metros de largo y los 1,99 de ancho, pero es 170 kilos más ligero que su antecesor.

En el interior se aprecia mejor el salto cualitativo, en un habitáculo más moderno y mejor acabado que recibe elementos inéditos como un volante multifunción de tras radios, un salpicadero más moderno con tomas de ventilación inspiradas en la aviación y una gran pantalla de 24,6 pulgadas que hace las veces de cuadro de mandos y display central para ofrecer toda la información al conductor de la forma más clara y que es configurable en base a tres estilos diferentes: Classic, Sport y Progressive

Además, el aumento de las cotas exteriores le permite ofrecer un habitáculo más amplio, con una anchura superior tanto en las plazas delanteras como en las traseras y con hasta 15 centímetros más de espacio a la altura de las piernas para los ocupantes de la segunda fila. La capacidad de carga también es superior, a lo que se añade un sistema de plegado de asientos traseros 60/40/100. De la misma forma, llama la atención la multitud de huecos útiles que incluye. Las puertas traseras son capaces de alojar una botella de agua de un litro– para guardar objetos e incluso como opción hay disponible un espacio para un punto de carga inalámbrico.

El Mercedes-Benz Clase G 2018 se ha probado en la famosa montaña de Schöckl, en Graz, cerca de Austria, y cada unidad lleva una placa identificativa.

Como suele ser habitual en la evolución del Clase G, Mercedes ha querido potenciar su utilización off road aumentando la altura libre al suelo hasta los 24,1 centímetros, lo que le permite vadear ríos con una profundidad de 80 centímetros y superar obstáculos de mayor dificultad gracias también a sus ángulos de ataque, salida y ventral, de 31, 30 y 26 grados. Por si esto fuera poco, la tracción integral cuenta con tres bloqueos del diferencial y la electrónica añade un G-Mode reservado para los más aventureros, pues adapta la respuesta de la amortiguación, la dirección, el acelerador y los controles de tracción y estabilidad a firmes deslizantes.

El Mercedes G 500 será inicialmente, el único disponible de una gama que promete completarse más adelante con otras motorizaciones más y menos potentes. De esta forma, el nuevo Clase G llega de la mano de un motor V8 turbo de 4.0 litros que entrega 422 caballos de potencia y 616 Nm de par máximo, un bloque que se asocia la transmisión automática 9G-Tronic y a la tracción 4Matic de serie. Pese a lo moderno del conjunto mecánico, su consumo medio se sitúa en los 11,1 litros/100 kilómetros y las emisiones de CO2 en los 263 gr/km.

Fabricado en la planta de Magna Steyr, en Austria, y presentado en Detroit, el nuevo Clase G viajará hasta el Salón del Automóvil de Ginebra, que se celebrará en marzo. Allí realizará su debut europeo y poco después, en mayo de este mismo año, estará a la venta en nuestros concesionarios con un precio que rondará los 120.000 euros.