4d858e2d00000578-0-image-a-2 1529679884454
Alquila un Ferrari 458 Italia y lo estrella horas más tarde
Sut french grand p 1632320
Problemas de suspensión para Alonso: “He terminado con una rueda mirando para Cuenca”
Cq5dam.resized.img.1680.large.time1529678558328
BMW M2 Competition Germany Edition: Tributo nacional
Sainz carrera francia 2018 1
Sainz, 8º con un problema de motor: “Perdimos 160 caballos de potencia”
Hyundai-nexo-32
Audi y Hyundai colaborarán conjuntamente en el desarrollo de la pila de combustible

Mercedes-Benz S560e: Despliegue tecnológico

La versión híbrida enchufable del buque insignia de Mercedes se renueva e incrementa su autonomía en eléctrico hasta los 50 kilómetros.

Mercedes s 560e

La denominación S560e hace alusión a la versión híbrida enchufable de la gama del Clase S 2017 que combina un motor 3.0 litros V6 de 367 caballos y 500 Nm de par con un generador eléctrico de 90 Kw, unos 120 caballos. El cambio es automático, el conocido 9G-Tronic Plus. 

La energía se acumula en un batería de ion litio de 135 kWh que tiene unas dimensiones más compactas que la anterior –permite incrementar la capacidad del maletero desde los 395 litros hasta los 410– y es algo más ligera, además de con más capacidad que la anterior. Gracias a estas modificaciones la autonomía en eléctrico del Mercedes-Benz S560e alcanza los 50 kilómetros. Esta batería ha sido fabricada por Accumotive –que pertenece al grupo Daimler– e incluye en su composición níquel, manganesio y cobalto.

Gracias a este sistema híbrido, el Mercedes-Benz S560e tiene un consumo homologado los primeros 100 kilómetros de 2,1 litros y unas prestaciones cifradas en una aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora en 5 segundos y 250 kilómetros/hora de velocidad máxima. 

El Mercedes-Benz S 560 e incluye un sistema de conducción denominado Eco Assist que permite mediante una serie de indicaciones al conductor optimizar el consumo. Para ello el dispositivo realiza diferentes avisos como por ejemplo indicaciones para practicar la conducción a vela y aprovechar las inercias. También se incluye un pedal de acelerador que ofrece diferentes resistencias para ayudar a practicar una conducción más eficiente.  

Desde el punto de vista estético las modificaciones de esta versión son mínimas con respecto al Mercedes Clase S 2017 y se resumen en una placa identificativa con la inscripción EQ Power. En el interior se incluyen dos pantallas de 12,3 pulgadas que muestran el funcionamiento del sistema híbrido.