1-4923773-20190417175737 4926886 20190418155834
Retirada del carné y seis meses de prisión para el conductor de esta escena
Gettyimages-1132975454
El McLaren MCL34 no ha mostrado todo su potencial todavía
4
¿GLP o GNC?: Guía para salir de dudas
Gettyimages-1142506528
El hermetismo de Honda y Jorge Lorenzo hace saltar todas las alarmas
Toyota-proace-city-verso-port
Toyota ProAce City Verso: el tercer hermano de la Berlingo

Mercedes Clase E All-Terrain 2019: Estética renovada

Los ingenieros de Mercedes ya están trabajando en un lavado de cara que afectará a las distintas variantes del Clase E. En esta ocasión, nuestros espías han ‘capturado’ a la variante más enfocada a una conducción off-road, es decir, el All-Terrain.

Mercedes-e-class-all-terrain-facelift-003

Por primera vez, Mercedes permitió que un modelo distinto al Clase S encabezara su ofensiva tecnológica. Ese coche era el Clase E de cuarta generación (W213), probablemente uno de los sedanes de lujo de tamaño medio mejor recibidos en muchos años, el cual está previsto que reciba un lavado de cara con vistas al próximo año.

Decimos todo esto debido a las recientes fotografías que nos han mandado nuestros espías, en las que podemos apreciar al Mercedes Clase E All-Terrain 2019 paseándose por algún lugar de Stuttgart, Alemania. Aún se sabe muy poco sobre este modelo, aunque todo indica que los cambios principales afectarán al apartado estético, tanto en el exterior como en el interior.

Si nos centramos en las imágenes, todo indica que los principales cambios se encuentran en la parte delantera del Clase E. Aunque el paragolpes está completamente cubierto, los faros nos dan una pista de la dirección tomada por Mercedes. Parecen ser más pequeños que antes, con una especie de mirada enojada proyectada por las cejas LED. La impresión general es similar a la del nuevo coupé de cuatro puertas, es decir, el CLS.  

Los principales cambios del All-Terrain 2019 afectarán a la parte frontal.

También hay un nuevo tipo de rejilla en el ejemplar de las fotografías. Tiene las dos barras horizontales habituales, pero hay una mayor distancia entre ellas. El resto del coche está completamente descubierto y parece ser idéntico al del All-Terrain actual. Los cambios son más ligeros en la parte posterior, donde parece que las ópticas traseras serán el único punto distinto. Como decimos, aún es pronto, por lo que no sabemos si Mercedes incluirá nuevas modificaciones en este lavado de cara. 

En el interior, por su parte, se espera que el futuro Clase E reciba algunas características de su mayor, el Clase S, así como avanzados sistemas de seguridad y de asistencia a la conducción. Nuestros espías nos cuentan que el rasgo más identificativa será una pantalla central de mayor tamaño, al estilo Tesla Model 3.

Si hablamos del apartado mecánico no se esperan muchos cambios en el tren motriz, ya que Daimler ha invertido grandes cantidades de dinero en el desarrollo de nuevos motores. Por tanto, contará con variantes turbodiésel de 2 y 3 litros, un par de híbridos y un gasolina electrificado a 48 voltios con 300 caballos. El All-Terrain recibirá propulsores de gasóleo con potencias cercanas a los 200 CV.