Mercedes-cls-prueba-captura
Prueba Mercedes CLS 350d: Súper clase para cinco
Sut united states  1690152
Alonso: “Mi intención nunca fue correr todo el año en Indy”
Dovizioso motegi q 2018 1
Dovizioso se impone en la lucha por la pole en Motegi
Sut united states  1690109
Ni la lluvia evita que Hamilton domine los segundos libres en Austin
Emisiones co2
Los coches nuevos vendidos en 2018 ya emiten más CO2 que los de 2017

Mercedes GLC 2020: Un vistazo a su rediseño exterior e interior

Inmersa en la renovación de su Clase C, Mercedes no sólo introducirá una serie de novedades importantes en su berlina, el SUV con el que comparte plataforma ya rueda presumiendo de los mismos avances.

Mercedes-glc-facelift-002

Tras cumplir su cuarta temporada en el mercado, el Mercedes Clase C incorporó una serie de novedades para estar a la altura de sus competidores más jóvenes y lo hizo tanto en su carrocería berlina, como en las Coupé y Cabrio, todos ellos venerados a nivel estético. Así se explica que el restyling haya dejado sus carrocerías prácticamente inalteradas y lo mismo sucederá con el próximo modelo llamado a recibir estos cambios sutiles, el Mercedes GLC que ya han ‘cazado’ nuestros espías.

Llamado seguir acaparando buena parte de las ventas de la marca a nivel mundial, el Mercedes GLC 2020 conservará su estética habitual, añadiendo únicamente modificaciones significativas en su frontal, la zona donde se concentra el camuflaje de estos primeros prototipos. Con unos paragolpes ensanchados y una parrilla algo más vistosa, el SUV medio de Mercedes resultará todavía más robusto aunque los principales cambios los encontraremos en el interior, tal y como prueban estas imágenes.

Para empezar, nos encontramos con el mismo volante con superficies táctiles que estrenó el Clase E y que después incorporaron los renovados Clase C y de la misma forma, el cuadro de mandos pasa a ser completamente digital –al menos en opción– y se combina con una pantalla central más grande, de hasta 10,25 pulgadas y –atención– controlada desde un nuevo touchpad central más intuitivo, importado del último Clase A y del que no se beneficiaron los citados Clase C en su restyling.

Encontraremos pocos más cambios tanto en la carrocería como el habitáculo de este renovado Mercedes GLC, más allá de los nuevos colores disponibles y de elementos decorativos como la iluminación interior.

En el aspecto mecánico, se esperan novedades importantes entre los gasolina como la llegada del propulsor 1.5 mild hybrid, provisto de un sistema eléctrico de 48 voltios que permite prescindir del motor de arranque y alimentar todos los sistemas electrónicos del coche sin emplear energía de la mecánica térmica. Los GLC 200 deberían equipar esta motorización presumiendo de 184 caballos de potencia y consumos notablemente más bajos que los del modelo actual, mientras que en la parte alta de la gama, el bloque V6 turbo de 3.0 litros y 390 caballos también será bien recibido por parte de un GLC 43 AMG que competirá más estrechamente con los BMW X3 y Porsche Macan tras su llegada, siempre a la espera del 63 AMG, todavía más extremo.

Por su parte los diésel contarán con nuevas motorizaciones GLC 350d y 400d, más potentes e igual de parcas en consumo mientras que las 220d y 250d, ambas con motor 2.2 de cuatro cilindros, dejarán su lugar al último 2.0 turbodiésel de la casa, con 194 caballos.

El Mercedes GLC llegó a nuestro mercado en el año 2016 y será renovado justo antes de cumplir su cuarta temporada en el mercado, es decir, a finales de 2019 o principios de 2020. Se espera que pese a las mejoras introducidas su precio no varíe en exceso, de modo que oscilará entre los 48.000 y los 70.000 euros.