Accidente-plancha-de-madera-honda-port
Así ha quedado este Honda Civic por culpa de una carga no asegurada
Mclaren
De Ferran, descontento con el rendimiento del McLaren
Bmw x7
BMW X7: Desvelado el nuevo coloso de Múnich
Sut belgian grand  1401132
La FIA instala bordillos ‘anti-Verstappen’ en Austin
Monedas china bmw
Paga parte de su nuevo BMW con 150.000 monedas

Mercedes GLE 2018: El sofisticado gigante de Mercedes ya está aquí

El sucesor del ML recibe su segunda generación, más estilosa, compacta, ligera y aerodinámica que la anterior que llegó en 2015 para recoger el testigo de una saga que data de finales de los años 90 y que promete seguir engrosando sus cifras de ventas.

Mercedes-gle-01

La revolución en la gama SUV de Mercedes ya está aquí y es que tras conocer el primer modelo eléctrico de estas características, el EQ C y unos meses antes de que se desvele el inédito GLB, la marca de la estrella ha presentado su Mercedes GLE 2018, la segunda entrega del sustituto del ML para entendernos. Los planes de Stuttgart para este modelo eran claros y pasaban por hacerlo más sofisticado y menos 'todoterrenero' que sus antecesores y a tenor de las imágenes y los datos ofrecidos, parece que lo han conseguido.

Nos explicamos: a nivel estético, las diferencias entre este nuevo GLE y el anterior saltan a la vista. La linea última estética de la marca iniciada por el CLS queda plasmada en un SUV con faros y pilotos más afilados, que se extienden desde los extremos hasta el centro de la carrocería y que cuentan con una avanzada tecnología led, mientras que la amplia parrilla delantera, los marcados pasos de rueda, los robustos parachoques o las barras longitudinales del techo nos recuerdan que estamos ante el todo camino por excelencia de la casa alemana.

Pero sin duda, donde la transformación del GLE 2018 es más evidente es en el interior, donde resaltan detalles como el amplio display digital que une dos grandes pantallas de 12,3 pulgadas, una destinada para el cuadro de mandos y que ofrece diferentes configuraciones de visualización, y otra ubicada a su derecha y destinada al equipo multimedia. Por supuesto, esta pantalla puede manejarse desde el gran touchpad de la consola central y también desde el volante, que además de contar con un diseño avanzado incluye mandos táctiles.

A nivel de capacidad, el nuevo SUV de la casa alemana también mejora sus cifras, apoyado en un chasis que presenta una distancia entre ejes mayor: 2.995 milímetros que suponen un incremento de 80 mm respecto al modelo saliente. Así, no sólo se gana espacio a la altura de las rodillas para los ocupantes de la segunda fila de asientos que –por cierto– puede contar con regulación eléctrica, el maletero también aumenta su capacidad a los 825 litros con posibilidad de mejorar la misma abatiendo el respaldo de éstos en proporciones 40/20/40 y alcanzando los 2.055 litros de volumen total.

El equipamiento del nuevo GLE puede ser muy extenso, incluyendo los últimos avances del sistema MBUX para conectividad y carga inalámbricas de smartphones, además de todos los asistentes de ayuda a la conducción de la marca que permitirán disponer de un guiado prácticamente automatizado en determinadas circunstancias de conducción, aparcamiento autónomo y avanzadas funciones anti-colisión que permiten al Mercedes GLE 2018 detenerse por completo siguiendo al vehículo precedente para evitar un alcance y reemprender la marcha a la vez que éste.

Entre las novedades más importantes de esta nueva generación destaca su red eléctrica de 48 voltios, el chasis E-Active Body Control con suspensiones activas y un sistema de tracción total 4Matic que ahora es capaz de enviar a práctica totalidad del par motor a las ruedas delanteras o traseras en función de las circunstancias así como repartirlo al 50% en condiciones de escasa adherencia.

En el momento de su lancamiento, previsto para los últimos compases de este mismo año, la primera versión disponible será la GLE 450 4Matic EQ Boost de 367 caballos y 500 Nm de par, una mecánica gasolina de 6 cilindros que recibe puntualmente el apoyo de un motor eléctrico que añade 22 caballos y 250 Nm extra en determinadas circunstancias y que permite al propulsor térmico reducir su consumo a la hora de alimentar todos los sistemas electrónicos del vehículo. De hecho, asociado al cambio automático 9 G-Tronic y pese a toda la potencia anunciada, este GLE 450 declara un consumo medio de 8,3 litros a los 100 kilómetros y unas emisiones de 190 gramos de CO2. Se espera que en el Salón de París, a finales de este mes, podamos conocer más detalles de este modelo.