Peugeot-508-2018-dinamica-1
Al volante del Peugeot 508 2018: Mucho más que diseño
Richi
Ricciardo: “Ir a McLaren o Renault tiene cierto atractivo”
Sintuti
Así ha conseguido el Honda Civic Type R establecer un récord en Spa-Francorchamps
Rueda de prensa gp francia pilotos 2018 1
Las frases más destacadas de la rueda de prensa de pilotos de Francia
Porsche-911-gt2-rs-martini
Porsche rinde homenaje al “Moby Dick” original con este 911 GT2 RS Martini

Nissan Juke 1.5 dCi: ciudadano de capricho

Si ser el más práctico de la ciudad no lo es todo para ti y también ves su importancia a ser el más “cool”, este coche puede darte lo que buscas.

Además de atractivo el Juke es un coche práctico y que demuestra buenas cualidades dinámicas.

Su tamaño -4,13 metros, a caballo entre por ejemplo un Clio y un Megane- podría dar más de sí en cuestión es espacio, pero hay que reconocer que para una carrocería que pone tanto énfasis en la estética la pérdida en materia práctica es menor de lo que cabría suponer. Las plazas delanteras son cómodas y amplias, las traseras más que suficientes en todas las cotas (la banqueta un poco corta) y solamente el escaso maletero pone la nota negativa en este aspecto. Pero volvamos al principio: si queremos un coche de ciudad quizá podemos permitirnos un maletero escaso… ¿o no? Pues depende, porque una silla de paseo para el niño, por ejemplo, lo ocupa prácticamente todo e incluso puede requerir cierto esfuerzo hacerla entrar en la estrecha boca de carga.


La primera impresión...
Dicho esto, hay que reconocer que eso de que la primera impresión es la que cuenta es bastante cierto. Y en ese sentido nada más tomar asiento en el Juke quedé cautivado por su acertada mezcla de texturas y colores. La consola y las puertas lucen el mismo tono que la carrocería y los tiradores interiores están cromados, las formas del salpicadero sorprenden y son agradables y al mismo tiempo cuenta con unos cuantos espacios prácticos en los que dejar cosas pequeñas de esas que siempre hay que tener a mano. Pero en estas cosas de gustos no hay nada escrito, tirando una vez más (la última, lo prometo) de las tópicas frases hechas.

Salpicadero Nissan JukeEn la consola central de la versión probada, la muy equipada Tekna Premium, hay dos pantallas para mostrar información. En la superior veremos los detalles del navegador, del equipo de sonido y de la cámara de ayuda al aparcamiento que nos muestra lo que hay detrás del coche al engranar la marcha atrás, mientras que en la inferior se muestran en función de la tecla que pulsemos las indicaciones del climatizador o los datos del ordenador de viaje y unas cuantas informaciones curiosas, como la fuerza de aceleración, el uso de potencia y par o gráficas de barras sobre el consumo de combustible, todo ello personalizable. Datos poco útiles, pero que sirven para estar entretenido al volante y que acompañan la vocación divertida del Juke.

Ágil, estable y de motor intachable
De todas formas la conducción no es en absoluto aburrida. Unas suspensiones bien calibradas entre comodidad y sujeción ofrecen estabilidad, al mismo tiempo que la dirección resulta precisa y rápida –menos de tres vueltas entre topes- y los frenos, curiosamente con discos de mayor diámetro en las ruedas traseras que en las delanteras, aguantan sin rechistar un uso intensivo. Es fácil olvidarse de que este coche pesa unos 1.300 kilos en vacío cuando se disfruta de su conducción, ya que no se traduce en inclinaciones excesivas de la carrocería como podría esperarse y eso que la altura de este crossover debería tender a propiciarlas. Se siente ligero y al mismo tiempo estable, con buena motricidad en su tracción delantera. Podría sugerir a primera vista que su estampa se corresponde con un 4x4, pero la tracción integral sólo se oferta en la versión más cara y exótica, con motor 1.6 litros turbo gasolina de 190 caballos, potencia que quizá sí justifique ese tipo de tracción.

Nissan Juke traseraNuestra unidad no la echaba de menos en absoluto. Equipaba la mecánica más exitosa de la gama, el único motor diesel disponible, con 110 caballos. Se trata de un 1.5 litros dCi de origen Renault que entrega potencia, ofrece muy buen par (240Nm) -incluso sorprendente para su cilindrada- y a cambio pide una cifra de consumo muy razonable y suena más bien poco. El consumo medio homologado es de 5’1 litros, aunque en condiciones reales no es fácil bajar de seis litros.

Volviendo al principio ¿qué le pides a un coche urbano?

- ¿Precio? Entonces el Juke te parecerá caro, con razón.
- ¿Tamaño reducido para aparcar mejor? Tampoco en este caso esta sería tu compra ideal.
- ¿Bajos consumos? Los hay claramente mejores.  

Si no eres tan racional… entonces las cosas cambian.

- ¿Imagen? Sin duda este es uno de los mejores ejemplos de coche para que se fijen en ti.
- ¿Equipamiento y calidad interior? Uno de los más indicados.
- ¿Robustez? A prueba de bordillos. 
- ¿Dinamismo? Más del que parece.
- ¿Y si lo quieres todo? Entonces puede interesarte porque consume más que otros pero no mucho, el tamaño es moderado y en cuanto al precio las versiones básicas son más caras, pero si buscas estar a la última compáralo con un Mini Countryman (por poner un ejemplo muy claro de “Urban Chic”) y verás que el Juke sale bastante bien parado.