Tesla-dog-mode
Tesla lanza un “Dog Mode” para que dejar a tu mascota dentro del coche no sea un problema
Presentacion ferrari 2019 1
Ferrari muestra el SF90: la esperanza de Maranello para el asalto al título
Kia-soul-ev
Kia Soul EV: 391 km de autonomía para el crossover eléctrico
Alfa romeo racing colllage
El nuevo Alfa Romeo Racing de 2019, al detalle
Ford dagenham boris johnson
Ford amenaza con mover toda su producción del Reino Unido por el Brexit

Nissan Kicks 2018: El Juke se hace grande en USA

Es uno de los todocaminos de Nissan más difundidos en los llamados mercados ‘emergentes’ pero ahora nos ha sorprendido en Los Angeles con nuevos argumentos. ¿Lo veremos también en Europa?

Nissan-kicks us-version-2018-1600-06

Se llama Nissan Kicks y es una especie de híbrido entre los Qashqai y Juke, además de un auténtico desconocido en mercados como el nuestro o el norteamericano, donde acaba de debutar. Esta ha sido una de las grandes sorpresas que la marca nipona ha revelado en el Salón de Los Angeles, sin embargo, el Kicks es un modelo global que lleva un par de años a la venta en 80 mercados, los denominados emergentes.

Ahora, se presenta con una estética más distinguida y un equipamiento reforzado. Presume de una amplia parrilla frontal en forma de V, faros y pilotos estilizados, llantas de gran tamaño y unos paragolpes igualmente abultados, detalles que lo emparentan directamente con el citado Juke, con el que comparte también la forma del techo y los cortos pilares C de su carrocería.

Ésta alcanza los 4,3 metros de largo, los 1,8 de ancho y los 1,6 de alto, de modo que su longitud es casi 20 centímetros superior a la del Juke, mientras que su anchura y altura son prácticamente calcadas. Sin duda, estas cotas le permitirán ofrecer un uso más práctico, algo que demanda el mercado estadounidense.

El Kicks reemplazará al Juke en el mercado norteamericano este próximo año, ofreciendo un uso más práctico.

A nivel mecánico, el Nissan Kicks 2018 llega a Estados Unidos bien armado, con un motor 1.6 de gasolina de 126 caballos, potencia que se entrega a las ruedas delanteras mediante una transmisión Xtronic, por variador continuo y –al menos inicialmente– no habrá opción de elegir una caja de cambios manual ni tampoco tracción total, elementos que sí se ofrecen con el Juke.

Nissan simplificará así la gama de su crossover más compacto, aunque el Kicks estará disponible con tres niveles de acabado –S, SV y SR– y con un equipamiento completo que incluye tanto un equipo multimedia con pantalla de siete pulgadas y lo último en conectividad para smartphones como los asistentes a la conducción derivados del llamado Escudo de Protección de Nissan, una cámara con visión 360º que nos avisa de objetos en ángulo muerto, y nos ayuda a mantenernos en el carril adecuado además de permitir aparcar con mayor precisión.

El Nissan Kicks se comercializará en Estados Unidos a principios de 2018 ocupando el lugar del Juke, un modelo que ha tenido un éxito mucho mayor en Europa. La duda ahora reside en saber si su hermano mayor cruzará también el charco aunque no sea para reemplazarlo, sino para complementarlo.