Tramontana-r-en-venta-01
Este Tramontana R está en venta y su precio es puro orgullo patrio
Gettyimages-1020592978
Alonso: “Quiero disfrutar de la vida que no he tenido”
Alonso
Alonso admite la posibilidad de realizar un test de IndyCar
Sut rally finland 1657135
Ott Tanak, imparable en el Día 2 del Rally de Alemania
2019 golf r ginster yellow-large-8617
Volkswagen ofrece ¡40 colores! para personalizar el Golf R ¿Cuál eliges?

Pilotamos el Artega GT: Un deportivo artesanal único

Desconocido para muchos, el Artega GT es uno de los deportivos más especiales y exclusivos del continente europeo. Que mejor lugar que los alrededores de Nürburgring para poder paladear sensaciones únicas a bordo de este ligero biplaza artesanal con motor central de 300 caballos de potencia.

La buena puesta a punto del Artega GT hace que se eche en falta más potencia.

En mi primera visita a Nordschleifeno solo pude cumplir uno de mis sueños como aficionado al motor al rodar en el circuito más excitante y peligroso del mundo, también pude probar uno de los deportivos más desconocidos y exclusivos del Viejo Continente, el Artega GT.

Los chicos de Rent4Ring no dudaron en cederme las llaves para poder recorrer los alrededores del mítico circuito, llenos de carreteras reviradas y de buen firme que, sinceramente, no tienen nada que envidiar los mejores puertos de montaña españoles.

En parado, el Artega GT es de esos coches que se perciben como especiales. Potente y ligero, tiene esencia de supercar y un aspecto arrebatador con las pinturas de guerra roja y negra. Estas recubren una resistente y liviana carrocería de fibra de carbono que ayuda a contener el peso total. Obra de Henrik Fischer, sus líneas son sinuosas y aerodinámicas y le facilitan el alcanzar los 270 kilómetros/hora de velocidad punta.

Sus propietarios no han descuidado ningún apartado y muestra de ello es que los asientos deportivos originales han sido sustituidos por unos Recaro Pole Position–iguales que los que monta por ejemplo el Mercedes CLK Black Series- con estructura de fibra de carbono y tapizado en cuero. No sólo mejorarán la sujeción del cuerpo en curvas como Karrusell, también resultan cómodos en carretera y eso que admiten arneses de cuatro puntos. El volante tapizado en Alcantara de reducido diámetro y gran grosor completa la experiencia mientras el V6 pide guerra a tus espaldas.

En marcha, su bastidor se muestra imperturbable y admitiría mayor potencia de los 300 caballos que proporciona el 3.6 V6 de origen Volkswagen que han montado modelos como el Passat R36. Con un sonido embriagador y acompañado del obediente cambio DSG, permite alcanzar los 100 km/h en menos de cinco segundos aunque, para ser justos, la caja automática nos pareció algo lenta en las reducciones.

Sin embargo, sus prestaciones resultan casi anecdóticas ante uno de los mejores tactos de dirección que he probado. Precisa, con el peso justo y con menos de tres vueltas entre topes, transmite la confianza para atacar cualquier curva que se nos ponga por delante. Culpa de ello también la tienen la anchura de vías, y es que el Artega GT mide casi 190 centímetros de ancho. Una agilidad 'felina' es otra de sus mayores virtudes que, sin embargo, no está reñida con un pisada precisa que permite apurar los límites de tu carril. Los poco más de 1.100 kilos del conjunto, tienen mucho que ver con esta respuesta del bastidor, sin duda satisfactoria y exitante.

VUELTA A LA REALIDAD

Sin duda, la experiencia de vivir unos kilómetros al volante de este deportivo artesanal fue positiva. El pasado septiembre su limitada producción se vio interrumpida y quizá no volvamos a tener la ocasión de subirnos en un Artega a menos que lo alquilemos para dar un par de vueltas a sus mandos en el Infierno Verde.

Precisamente con la miel en los labios me quedé tras no poder explorar sus posibilidades en Nürburgring, aunque hacerlo con el Swift Sport fue muy gratificante. El año que viene volveré con la misma ilusión de la primera vez y me “conformo” con probar este otro diablillo...