Screen-shot-2018-11-19-at-12-34-30-pm-1542649882
Este Fiat Cinquecento con motor Kawasaki es lo más divertido del día
Mclaren fa portada
McLaren lucirá un diseño especial para el Gran Premio de Abu Dhabi
Estudio depreciacion
Los monovolúmenes son los coches que más se deprecian en sus 5 primeros años
Horner
Horner tiene buenas expectativas con Honda
venta coches
¿Es legal prohibir la venta de coches de combustión en 2040? La UE tiene dudas

Renault Mégane R.S. Trophy: 300 caballos y kit de carrocería específico

Si la nueva generación de la variante más prestacional del compacto francés te parecía rápida y agresiva, espera a conocer lo último de Renault Sport. Un Mégane Trophy que aumenta su potencia, reduce su peso y cuya preparación se ha llevado a cabo en Nürburgring.

Renault Mégane R.S. Trophy

El pasado mes de septiembre conocimos todos los detalles de un vehículo destinado a emocionar a todo aquel que se ponga a sus mandos, firmado por un prestigioso equipo y capaz de sacarle los colores a automóviles mucho más costosos. Hablamos del Renault Mégane RS, es decir, la versión más deportiva del compacto francés.

Con una serie de modificaciones tanto en el apartado estético como mecánico, el R.S. presume de un kit de carrocería específico, una pintura bastante llamativa, un propulsor de menor cilindrada que su antecesor, diferencial autoblocante Torsen y una puesta a punto del chasis pensada para sacar lo máximo de él en las curvas, entre otras cosas. En resumen, una serie de argumentos que serían suficientes para cualquiera menos para Renault Sport.

Ahora se confirma una versión aún más salvaje y radical, cuyo nombre responde al de Renault Megane R.S. Trophy. En su puesta a punto a participado Nico Hülkenberg, piloto de Renault Sport Formula One Team y embajador de Renault Sport. 

Para poder mejorar las prestaciones y las sensaciones ofrecidas por el recién llegado a la gama Mégane, los ingenieros de Renault Sport han aumentado la potencia del propulsor de 1.8 litros de inyección directa de los 280 hasta los 300 caballos y el par hasta los 420 Nm gracias a un rediseñado turbocompresor –que reduce el tiempo de respuesta– y un sistema de escape con un silencioso trasero que recibe una válvula mecánica que permiten modificar el sonido. Puede estar asociado a una caja de velocidades manual o automática EDC con levas detrás del volante. 

Este incremento supone una mayor exigencia a la hora de disipar todo ese calor generado y la solución que parece haber tomado la firma francesa es optar por una nueva entrada de aire situada en el capó.

Los amortiguadores son un 25% más firmes y los muelles un 30%. 

El Renault Mégane R.S. Trophy no sólo mejora en términos de rendimiento sino que también recibe una reducción de peso que le permita ahorrar esos kilos que no son del todo necesarios. 

Los amortiguadores son un 25% más firmes y los muelles un 30%, a lo que se añade unas barras estabilizadoras un 10% más rigidas para tratar de trasladar toda esa potencia de manera efectiva al asfalto. 

También incluye el sistema 4Control de cuatro ruedas directrices y los amortiguadores dotados de topes hidráulicos de compresión, junto a un diferencial de deslizamiento limitado mecánico Torsen. 

Otros componentes deportivos son las llantas de 19 pulgadas específicas, frenos de disco de aluminio/fundición, ventilados en ambos ejes de 355 milímetros los delanteros y 290 los traseros, más ligeros y con menor masa suspendida. Los neumáticos son unos Bridgestone Potenza S001 de altas prestaciones. 

Además, a lo largo de 2019 estarán disponibles unas llantas aligeradas de 19 pulgadas Fuji Light que permiten perder 2 kilos por rueda. El peso total del Renault Mégane R.S. Trophy es de 1.419 kilos.  

 

Para esta versión, en Renault Sport han dotado a la versión más salvaje del Mégane de una serie de elementos aerodinámicos y visuales característicos que lo diferencian del R.S. ‘normal’. Por ejemplo, el color amarillo tiene una denominación específica, Sirius que incluye un efecto perlado, si bien están disponibles todos los tonos disponibles para el Mégane R.S. 

En el interior, para los asientos Renault recurre a unos Recaro tapizados con tejido Alcantara que permiten una posición del conductor 20 milímetros más baja. Son más deportivos y ofrecen una mejor sujeción e incluyen una carcasa rígida y reposacabezas integrado. 

Es de esperar que el lanzamiento del Trophy se produzca a finales de este mismo año, con la llegada a los concesionarios durante la primera mitad de 2019