Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Saab 9-3 Aero eléctrico: Segunda oportunidad

Bajo el control de un conglomerado empresarial chino y muy poco a poco la marca sueca Saab sigue tratando de renacer. Su última apuesta para lograrlo es el Saab 9-3 Aero eléctrico, una berlina con 200 kilómetros de autonomía que mantiene las mismas cualidades dinámicas de la versión estándar.

El proyecto del Saab 9-3 eléctrico comenzó en 2010 con la presentación del 9-3 ePower

El grupo chino/sueco NEVS (National Electric Vehicle Sweden), capitaneado por el empresario Kai Johan Jiang, sigue tratando de renacer Saab poco a poco. El nuevo paso para resucitar la marca ha sido la presentación de la versión eléctrica del Saab 9-3 Aero, una variante idéntica al modelo normal en lo que ha diseño se refiere, que utiliza únicamente un conjunto de baterías para propulsarse.

El proyecto se puso en marcha hace varios años, con la presentación del Saab 9-3 ePower en el Salón de París de 2010 . Desde entonces han sucedido muchas cosas con la firma sueca: la quiebra, la adquisición de Spyker con su posterior suspensión de pagos, y finalmente la compra por parte de NEVS, que por fin ha materializado la idea dando a luz esta berlina eléctrica.

“El punto de partida para el desarrollo del proyecto del vehículo eléctrico era mantener los buenos atributos y características de la berlina convencional"

Stig Nodin, vicepresidente de Ingeniería y Desarrollo de Producto de NEVS, señaló que "Cuando se desarrolló el Sedan Saab 9-3 Aero, la ingeniería de la marca se centró en la mejora de la experiencia de conducción, la seguridad y la calidad percibida.

Este modelo está construido sobre el Saab 9-3 Aero de gasolina, perdiendo el motor tradicional a favor de un conjunto de baterías que se ha colocado en los bajos del vehículo, garantizando el mismo espacio interior para los ocupantes que en la variante estándar, manteniendo también la misma capacidad de maletero. La empresa Beijing National Battery, englobada en el mismo grupo empresarial que NEVS,  se encargar de producir las 'pilas'.

La autonomía total es de 200 kilómetros, y el motor eléctrico entrega una potencia de 140 caballos, que permiten una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en 10 segundos. La velocidad máxima está limitada a 120 kilómetros por hora. La ubicación de las 'baterías favorece un reparto de pesos óptimo, con un 50% en cada eje, por lo que la capacidad dinámica del 9-3 eléctrico será muy parecida a la de a versión gasolina.

De momento no hay confirmación oficial de una versión de producción, pero de ser así, podría comercializarse en una tirada de 200 ejemplares.