Honda-CRV-2019
Al volante del Honda CR-V 2019: El guerrero está de vuelta
Alonso q alemania 2018 1
Alonso, 11º: “Salimos en la pole del grupo medio”
Collage tecnica alemania-2
Galería técnica del Gran Premio de Alemania: Parafina a litros
Gettyimages-1003033234
Sainz, 8º: “Hemos ido de menos a más”
Aceite-coche1
Cambio de aceite en el coche: ¿Cuál elegir?

Saleen S1: Tamaño reducido, sensaciones ampliadas

Lo último de Saleen no es un hypercar de potencia récord, producción escasa y precio estratosférico. Todo lo contrario, con el S1 los americanos regresan a sus orígenes, algo que celebramos.

 dsc1372 tn

Saleen retoma la senda de los deportivos de pequeño tamaño y grandes sensaciones, algo que no puede sonar mejor. A diferencia de su último S7 y de su más que probable futuro S8, el nuevo modelo con el que nos han sorprendido en Los Angeles –EE.UU.– es lo más parecido a un superdeportivo a escala reducida pues presenta un peso mínimo, un chasis rígido y un motor turbo con 450 caballos de potencia.

El bastidor del S1 está realizado fundamentalmente en aluminio, pero cuenta con algunos refuerzos en fibra de carbono, material presente también en determinados paneles de la carrocería. Por supuesto, la suspensión ofrece un ajuste rígido, los frenos una gran potencia y los neumáticos, desarrollados específicamente por Continental, contribuyen a ensalzar su agarre en curva, una de las cualidades más destacadas de este modelo. Según el fabricante, es capaz de generar 1,2 gs de fuerza lateral.

En recta, las prestaciones del S1 no son peores y es que hablamos de un automóvil de sólo 1.225 kilos que incorpora un motor 2.5 EcoBoost de origen Ford que desarrolla los citados 450 caballos de potencia y que entrega además 475 Nm de par máximo, una fuerza que recae directamente sobre las ruedas traseras mediante una caja manual de seis marchas. De momento, no hay opción de reemplazar esta transmisión por una automática.

De esta forma, el Saleen S1 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en unos 3,5 segundos y de cubrir el cuarto de milla en sólo 11 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 290 kilómetros por hora.

Todos los S1 se producirán inicialmente en Estados Unidos, pero la compañía trasladará parte de la fabricación a China posteriormente, concretamente a una factoría de su filial Jiangsu Salen Automotive Technology. El precio final ronda los 100.000 dólares en Estados Unidos, unos 841.000 euros al cambio, y hoy han comenzado a admitir pedidos sobre un modelo que en cualquier caso, no se comercializará hasta finales del próximo verano.