Tiroteo-eeuu
En directo: Dispara desde un coche patrulla mientras conduce
Hockenheim
Previo del Gran Premio de Alemania 2018: Vettel corre en casa
Fast-and-furious-vin-diesel-dice-que-justin-lin-dirigira-las-dos-proximas-peliculas landscape
Palabra de Toretto: Vin Diesel confirma que Justin Lin dirigirá las dos próximas ‘Fast and Furious’
Hockenheim aerea
Hockenheim vs Hockenheim
Honda civic type r facelift 003
Honda Civic Type R 2019: ¿Facelift o versión mejorada?

Silvermine 11 Sports Racer: El último juguete de los track days

Procedente de los Países Bajos llega un modelo con una clara orientación de competición y unos atributos que le permitirán ser un rival a tener en cuenta. Eso sí, no es nada barato, aunque cuenta con una versión más asequible orientada a la calle.

Silvermine-11-sports-racer (5)

Todos aquellos amantes de los track days tienen un nuevo juguete para elegir. Se llama Silvermine 11 Sports Racer, llega desde Holanda y está dispuesto a ponerle las cosas difíciles a rivales asentados en este segmento como Lotus, Caterham, Ariel y KTM, entre otros. El proyecto ve la luz tras permanecer varios años de desarrollo y su presentación final tendrá lugar el próximo día 29 en el Concours d’Elegance Apeldoorn.

Lo que nos presenta este fabricante es un vehículo orientado al circuito, el cual utiliza componentes heredados directamente de reputadas firmas del mundo del motorsport. El chasis central del coche está fabricado en aluminio y Nomex honeycomb (paneles de abeja de Nomex), mientras que la carrocería recurre a la fibra de carbono para intentar ser lo más ligero posible. Además, cuenta con suspensión ajustable, amortiguadores de competición y un volante de extracción rápida, sin olvidar un equipo de frenos derivados del motorsport y unas llantas monotuerca de 17 pulgadas.

La versión orientada al circuito ofrece 325 caballos, mientras que la de calle se conforma con 225 CV.

Debajo de ese cuerpo ligero se esconde un propulsor de seis cilindros en línea y 3.0 litros de capacidad, el cual produce 325 caballos de potencia. Junto a él, aparece una caja de cambios secuencial de seis velocidades y un diferencial de deslizamiento limitado, enviando toda la energía a las ruedas traseras. No obstante, también cuenta con un paquete aerodinámico, función launch control y unos asientos de competición con arneses de seis puntos. Por el momento no han trascendido ni el peso ni las prestaciones de este modelo.

Pero para aquellos que busquen una solución algo más civilizada, Silvermine ofrece una variante orientada para la calle con una potencia de 225 caballos, una caja de cambios manual de cinco relaciones, una suspensión más suave que aumenta la altura en 50 milímetros y unas llantas de aleación monotuerca de 16 pulgadas. 

El tiempo que tarda el fabricante desde que ensambla todas las piezas y realiza la entrega va desde los seis a los nueve meses. Su producción se limitará a tan sólo 5 ejemplares y el precio de cada uno de ellos parte de los 250.000 euros.