Maniobras-chiron
Maniobrar con un coche de 11 millones: Así salió el Bugatti La Voiture Noire del Salón de Ginebra
Semaforo australia 2019
La ausencia de Charlie Whiting se deja notar en los semáforos
Lazareth-lmv-496
Lazareth LMV 496: La moto voladora más estimulante ¡despega!
1017391705-lat-20190316- 86i5251
Max Verstappen alaba el ‘modo fiesta’ del motor Honda
Matzker-defender-mdx-6
Rover Defender MDX: La camper más extrema está aquí

Vanderhall Venice Speedster: para los más egoístas

Este impresionante juguete neo-retro pesa solo 624 kg, tiene 200 CV y es incluso más barato que su modelo base con dos asientos.

Vanderhall-speedster portada

Seguro que recuerdas esa locura de Morgan llamada 3 Wheeler, una especie de triciclo motorizado que consistía en un pequeño motor al descubierto delante, dos ruedas a los lados, una pequeña cabina que recordaba a la de un caza de la primera Guerra Mundial y otra rueda colocada justo en la zona trasera central para soportar la zaga. El resultado era un vehículo único y llamativo y muy divertido de conducir. Pues además de Morgan hay otra marca, Vanderhall, que desde hace un tiempo construye en Utah, Estados Unidos, una especie de 3 Wheeler aunque con un aspecto algo más moderno. Su nombre es Vanderhall Venice y por si no fuera suficiente con su modelo base ahora han presentado un versión aún más extrema.

Si por algo destaca este Vanderhall Venice Speedster es porque solo hay lugar en él para el conductor, nada de pasajeros. Una especie de monoplaza con tres ruedas y una simple pero atractiva línea que mezcla lo retro y lo moderno con un ligero toque racing. Solo sobresale de la carrocería un discreto parabrisas, dos clásicos espejos circulares y un arco de seguridad detrás del conductor y en los faldones laterales dos escapes como los de los bólidos de la vieja escuela.

Bajo su capó nos encontramos con un motor Chevrolet de sólo 1.4 litros y turbo, actualizado para alcanzar los 200 CV que se transmiten a las dos ruedas delanteras a través de una transmisión secuencial de 6 velocidades. Esta potencia unida a un muy bajo peso, 624 kg, dan como resultado una excelente relación peso-potencia.

Y lo mejor de todo es que no se trata de uno de esos juguetes para ricos con precio desorbitado, porque este Vanderhall Venice Speedster cuesta 26.950 dólares, unos 23.300 euros al cambio lo que hace que sea incluso 3.000 dólares más barato que el Vanderhall Venice estándar. Un precio que sin duda le sitúa cerca de otros deportivos “accesibles” como el Mazda MX-5. Lástima que no esté disponible por esta zona del globo...