Accidente-plancha-de-madera-honda-port
Así ha quedado este Honda Civic por culpa de una carga no asegurada
Mclaren
De Ferran, descontento con el rendimiento del McLaren
Bmw x7
BMW X7: Desvelado el nuevo coloso de Múnich
Sut belgian grand  1401132
La FIA instala bordillos ‘anti-Verstappen’ en Austin
Monedas china bmw
Paga parte de su nuevo BMW con 150.000 monedas

Volkswagen T-Roc Cabriolet: Llegó la hora del destape

El SUV medio más colorido de Volkswagen se pasea ya en una inédita variante descapotable que promete hacerlo todavía más llamativo y extrovertido. Aquí, sus primeras imágenes.

Vw-t-roc-cabrio-004

Te lo adelantamos aquí en el mes de abril y es que el mismísimo Herbert Diess, CEO de Volkswagen se encargó de confirmarlo. Una inédita variante descapotable del T-Roc está en camino con la misión de añadir "un modelo altamente emocional a la gama”, confesó el propio dirigente.

Hasta ahora, nos habíamos conformado con recreaciones e imágenes del concept T-Roc Breeze –de 2016– para ilustrar esas informaciones pero hoy, nuestros fotógrafos espía nos han sorprendido con las primeras imágenes de este Volkswagen T-Roc Cabriolet, aunque todavía con el habitual camuflaje. No importa, bajo el mismo se adivinan perfectamente las líneas de un SUV de aspecto deportivo, prácticamente calcado al prototipo y que por tanto, ronda los 4,12 metros de largo y el 1,55 de alto, siendo significativamente más corto –11 centímetros– y algo más bajo –3 cms– que el SUV compacto actual, de cinco puertas. 

No obstante, el peso añadido por el mecanismo del techo y los refuerzos del chasis le impedirán frenar la báscula por debajo de los 1.500 kilos, si bien contará con motores potentes para subsanarlo, con opciones TSI de entre 150 y 190 caballos y seguramente también con alguna diésel que permitirá un uso más polivante del SUV descapotable. La capota, aunque presentará una buena insonorización es de lona pero permitirá un accionamiento automático en marcha, aunque a baja velocidad.

El VW T-Roc Cabrio iniciará su producción a mediados de 2020 en la reformada plante de Osnabrück –al norte de Alemania–, donde la marca ha invertido nada menos que 80 millones de euros para realizar unas 20.000 unidades anuales de este T-Roc descapotable que por cierto, será unos 3.000 euros más caro que el modelo original. Hablamos de unos 35.000 euros.

El objetivo no es otro que competir con el Range Rover Evoque Convertible con un producto más asequible pero con características similares y es que en 2020 Volkswagen estima que el 40% de sus ventas globales sean acaparadas por los SUV.