Cetraa
Las 5 claves del libro de taller online: ¿Fin del fraude en la compra de vehículos usados?
Sophia forsch portada
Conoce a Sophia Florsch
venta coches
¿Es legal prohibir la venta de coches de combustión en 2040? La UE tiene dudas
Tatiana formula e
El test femenino de la Fórmula E ya conoce a sus integrantes
V.electrico fondo alta rgb 2017
Un punto de carga cada 100 km: Llega ‘el plan más ambicioso para la movilidad eléctrica’

ZF Dream Car: Autónomo y con Inteligencia Artificial

Gracias a un módulo dotado con Inteligencia Artificial el Dream Car de ZF es capaz de practicar una conducción autónoma en diferentes grados. Estas son sus características.  

Zf-coche-autonomo

ZF es otra de las marcas de componentes para el automóvil que apuesta por el coche autónomo. Su tecnología se basa en la llamada ZF ProAl, un sistema que permite acumular multitud de información y datos sobre la conducción para posteriormente permitir una conducción automatizada. 

ZF apuesta por esta tecnología como base para reducir el número de accidentes. Además este sistema ProAl permite una utilización modular, es decir con diferentes niveles de intervención del conductor. 

Según ZF este sistema está prácticamente ultimado para su fabricación en serie, dado que el vehículo ya se ha probado en diferentes recorridos en la centro de investigación y desarrollo de la marca en Friedrichshafen, Alemania. 

El ZF Dream Car se basa en un módulo denominado ProAl que incluye funcionalidades de inteligencia artificial.  

Gracias al módulo ZF ProAl el Dream Car es capaz de interpretar diferentes datos en tiempo real y permitir así una ruta con alguna funcionalidad autónoma. El vehículo acumula datos sobre frenada, aceleración, dirección que luego son utilizados para realizar una conducción autónoma. 

Este sistema también permite importar diferentes mensajes que mediante un algoritmo son interpretados para realizar una conducción autónoma. Gracias a estos datos el vehículo ‘aprende’ como actuar ante una situación de tráfico sin tener que estar en la carretera. La experiencia además puede transferirse de un vehículo a otro

El ZF Dream Car incluye el volante desarrollado por la propia marca que entre otras características es capaz de interpretar los gestos del conductor. También monta un sistema de información sobre diferentes pantallas y una iluminación adaptable. 

Esta tecnología de conducción autónoma no es exclusiva del Dream Car. También está disponible en el Snap de Rinspeed mediante una plataforma que incluye diferentes sensores así como un hardware para el control del vehículo.