Mansion-usa
La mansión de tus sueños es real, está a la venta, e incluye una colección de más de 60 automóviles
Teaser le mans 2019
Todo sobre las 24 Horas de Le Mans
Mercedes glb 1
Todas las claves del Mercedes GLB, en vídeo
Proton le mans 2019
La dificultad de clasificar en Le Mans: Las 5 vueltas que lo cambian todo
Gettyimages-1077688118
La Ministra de “el diésel tiene los días contados” no da ejemplo: Tiene dos con 12 y 8 años

8 millones de conductores creen que los controles de alcoholemia se eluden con trucos

Nada más y nada menos que el 30% de los conductores españoles están convencidos de que las actuales pruebas de alcholemia se pueden superar engañando al alcoholímetro con trucos tan viejos como chupar granos de café, tomar chicles o hacer ejercicio. Además, la mayoría los considera una medida recaudatoria.

Mientras la DGT continúa apostando por la tasa cero y anuncia multas más elevadas para quienes conduzcan bebidos o bajo los efectos de las drogas, en la calle se sostienen opiniones diametralmente contrarias. Esto es lo que se deduce, al menos, del estudio realizado por Línea Directa Aseguradora y FESVIAL (Fundación Española para la Seguridad Vial) que lleva por título "Mitos y falsas creencias sobre los controles de alcoholemia".

Dicho informe ha pulsado la opinión de 1.260 conductores en toda España e incluye una prueba empírica realizada con alcoholímetros oficiales. A la pregunta, ¿se puede engañar a los dispositivos de detención de alcohol? el 30% de los encuestados respondieron que sí. ¿Cómo? Pues cada uno a su manera: beber o chupar granos de café, esperar de 1 a 2 horas para coger el coche, tomar chicles y caramelos, beber agua o hacer ejercicio, fueron algunas de las artimañas más repetidas. Pero los hay trucos más ingeniosos: beber aceite, tomar pasta de dientes, comer césped, chupar baterías de litio o monedas de cobre, vomitar y soplar despacio por el alcoholímetro.

Seguramente más de uno de estos trucos te resulte conocido y es que el 44% de los españoles ha oído hablar de su existencia, principalmente a través de sus amigos (73%) o compañeros de trabajo (23%). Incluso, un 10% confiesa haberlos puesto en práctica en alguna ocasión, el mismo porcentaje que los considera perfectamente lícitos para burlar una prueba que, por cierto, para la mayoría tiene la finalidad recaudar dinero para el Estado.

Así lo considera un 66% de los conductores españoles que sólo así se explican que este tipo de pruebas se realicen con tanta frecuencia, "demasiada"para el 47% de los entrevistados.

Sin embargo, cabe resaltar que desde 2008 el porcentaje de positivos de alcoholemia entre las personas fallecidas en accidentes de tráfico no ha dejado de incrementarse. De hecho, en 2012 más de un tercio de los fallecidos en carretera superaba la tasa de alcohol permitida. Una tasa que es de 0,25 mg/l en aire espirado y que por cierto, desconocen 2 de cada 3 conductores en nuestro país. Desde luego, hay para estar preocupados...