Bmw-sleeper-2
Te presentamos al ‘sleeper’ del momento, un BMW 318i E30 de 1985
Declas ferrari binotto
Ferrari dará a Vettel “prioridad” sobre Leclerc si fuera necesario
Kia-ceed-test-drive-01
Prueba Kia Ceed 1.0 TGDI: Todo lo que no te esperas
Sainz declas cope
Sainz, sobre el McLaren de 2019: “Todo es nuevo, hay ganas de probarlo”
Gettyimages-1075382370
Las 10 ciudades con más atascos del mundo en 2018

A prisión: Condenado a seis meses tras subir un vídeo conduciendo con los pies

Este imprudente y osado conductor subió un documento a redes sociales que le ha servido para ganarse una temporada en la cárcel y un tiempo sin tener acceso a vehículos de motor.

629976-600-338

Las redes sociales son, probablemente, el mejor escaparate para exhibir todo lo que hacemos en nuestro día a día, estar al tanto de los movimientos de los famosos, enterarse de alguna noticia de última hora, y para dejar rastro de alguna que otra imprudencia al volante que nos puede costar muy caro.

Ya hemos visto en otras ocasiones como el simple hecho de subir un vídeo a nuestras redes realizando una maniobra imprudente y completamente ilegal puede suponer una buena multa o, en el peor de los casos, el arresto en prisión por una temporada. Nuestro protagonista no parece haber escarmentado de otros casos similares y tras compartir un vídeo en una ‘historia’ de Instagram, la Policía ha conseguido identificarle.

En apenas 16 segundos de duración este joven a los mandos de su BMW publica un documento en el que vemos como utiliza el móvil con las dos manos mientras conduce con los pies. Gracias a la colaboración ciudadana la Policía Local de La Unión ha podido atribuir nombre y apellido a este temerario conductor, poniéndole a disposición judicial.

Hoy mismo se ha celebrado el juicio y el joven ha sido condenado a seis meses de prisión y un año y ocho meses de privación del derecho a conducir vehículos de motor por un delito de conducción temeraria, tras la sentencia del Juzgado de Instrucción número 8 de Cartagena.

En una publicación de Facebook del propio cuerpo de seguridad vemos como se hacen eco del suceso. Esperemos que este tipo de acciones desaparezcan y que aquellos que se atreven a realizarlas carguen con todo el peso de la ley.