Video-mecanico
Andre Wattebled, el mecánico ‘viral’, justifica así los retrasos en las reparaciones de coches
Sainz
Oficial: Carlos Sainz correrá en McLaren en 2019
Audi-e-tron-001
Audi e-Tron quattro: Todo sobre el SUV 100% eléctrico
Briatore
Briatore: “No entiendo cómo en la F1 no hay sitio para un piloto con el talento de Alonso”
Mantenimiento-coche
El gasto medio de los hogares para mantener y reparar el coche creció casi un 20% en 2017

Un Koenigsegg Agera RS, accidentado por segunda vez

El pasado año nos hacíamos eco de una noticia sobre el grave accidente sufrido por este modelo sueco mientras realizaba una jornada de pruebas. Días más tarde fue reparado y volvió a la vida, sin embargo, los acontecimientos vuelven a repetirse.

Descarga

Hay quien dice que el destino está escrito y que hagas lo que hagas nada va a cambiar tu futuro. Como en casi todas las cosas, habrá gente que esté de acuerdo y otros que estén en contra, pero si nos centramos en el protagonista de esta historia, parece que su hora estaba marcada en el calendario.

Hace un año aproximadamente te contábamos que un probador y su acompañante sufrían un aparatoso accidente en una carretera sueca a los mandos de un Koenigsegg Agera RS. Todo hace indicar que el conductor perdió el control del vehículo y acabó saliéndose de la carretera en las cercanías de la empresa NEVS. Afortunadamente, ambos fueron trasladados al hospital y a las pocas horas recibieron el alta.

Una semana más tarde, la propia marca confirmaba que el deportivo sueco volvería a la vida tras una importante reparación. Eso sí, ante un posible fallo que pudiera surgir a raíz del impacto, Koenigsegg decidió destinarlo como vehículo de pruebas para el desarrollo de futuros vehículos. Pues bien, 12 meses después parece que la historia vuelve a repetirse.

Al parecer, según apuntan desde Teknikensvarld, el Agera RS ha vuelto a sufrir un grave accidente en un lugar muy próximo al de la primera vez. Por el momento sólo ha salido publicada una imagen en la que se puede ver al deportivo fuera del asfalto con importantes daños en su carrocería, en Trollhattan, Suecia. Una vez más, tanto el conductor como el pasajero han salido ilesos.

La presa local apunta a que era la primera vez que el Agera realizaba los test correspondientes en público. Parece que el destino de esta bestia con motor V8 de 5.0 litros y 1.160 caballos de potencia estaba escrito, tristemente.