Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

El accidente del día lo protagonizan este Porsche Cayman, y su impetuoso conductor

El suceso ha tenido lugar en Brasil y nos ha dejado con una escena que no para de repetirse, pues los derrapes y la motivación del conductor le han jugado una mala pasada tanto a él como, especialmente, al deportivo alemán.

Sin titulo

Ya hemos visto en muchas ocasiones lo que puede provocar un exceso de confianza en un conductor que tiene bajo su pie derecho la potencia suficiente como para recibir un buen susto en el momento menos esperado. Las concentraciones de coches suelen ser el lugar idóneo para encontrar casos de este tipo, especialmente a la salida de las mismas, aunque también están presentes en situaciones cotidianas, en cualquiera de las calles de la ciudad.

El mejor ejemplo nos llega desde Brasil, con el conductor de un Porsche Cayman como el principal protagonista de una escena que no nos cansaremos de ver, siempre que haya coches de tracción trasera en juego. Al comienzo del vídeo podemos apreciar sus intenciones y es que esa forma tan agresiva de iniciar la marcha era la antesala de lo que estaba a punto de ocurrir unos metros más adelante. Efectivamente, el deportivo germano no terminó como esperaba y algo se cruzó en su camino.

Todo comenzaba con una salida enérgica y un pisotón en el pedal del acelerador, lo que se tradujo en un pronunciado sobreviraje y una serie de derrapes que el conductor, afortunadamente, pudo controlar. Pero no contento con ese pequeño susto, la persona al volante decidió afrontar un giro a derechas con una velocidad algo elevada, que fue suficiente como para que el coche terminase impactando contra otro vehículo. Aunque eso no fue todo y es que el Cayman se estrelló contra un gran cartel que causó importantes daños en el parte delantera del Porsche.

Si atendemos a la descripción del vídeo nos encontraremos con que el protagonista de esta historia es un modelo de la generación 718, lo cual no es cierto, pues este ejemplar es un 981, es decir, uno perteneciente a la tercera generación. Y es que ese sonido no es propio de un cuatro cilindros, sino de un propulsor bóxer de seis, llegando a alcanzar los 330 caballos y los 370 Nm, siempre y cuando se trate de la versión Cayman S. Por encima de este estaba el GTS, que aumentaba la cilindrada de los 3.4 a los 3.8 litros, para ofrecer 375 CV y 420 Nm. 

Esperemos que este accidente le haya servido al conductor para saber cuáles son los límites del coche, y los suyos propios. Sin más dilación, te dejamos con el documento.