Sin titulo
Este tráiler lleno de coches de cine es lo más llamativo del día
Sut united states  1691472
Más de 100 Grandes Premios y 5 años para volver a ver un triunfo de Raikkonen
247wallst.com-247ws-498829-tesla-model-3-car
Elon Musk anuncia la versión ‘low cost’ del Tesla Model 3
Sut united states  1690885
Alonso abandona por un toque de Stroll: “Es extraño el nivel tan bajo que tienen”
Bb7fa907-2018-dacia-duster-pickup-by-romturingia-2
Dacia Duster Pickup 2018: El mejor amigo del campo

Aluniza un concesionario con su Porsche Cayenne tras sentirse engañado

Este hombre no se tomó demasiado bien el hecho de recibir su nuevo coche sin los extras que había pedido. Fruto de su ira, decidió ir al concesionario pero no para hablar respetuosamente que digamos…

Sin titulo

Estar en un sitio cerrado como puede ser un gimnasio o un concesionario no significa que estés exento de peligros. En el momento menos pensado puede aparecer un vehículo atravesando una pared y llevarte por delante, como casi le ocurrió a un hombre en Florida hace unas semanas. 

Todos sabemos que las personas no reaccionan igual ante las situaciones que se pueden encontrar en la vida. El taiwanés que protagoniza estas líneas parece ser de esos que no tienen demasiada paciencia que digamos y decidió tomarse la justicia por su mano. 

Al parecer, según informan desde Taiwan News, el sujeto de 42 años se acercó al concesionario Porsche local para encargar un Panamera Sport Turismo por un precio cercano a los 200.000 dólares, los cuales se convirtieron en 250.000 tras añadirle una serie de extras como el 4D Chassis Control, entre otros. La sorpresa llegó cuando, tras realizar un depósito de 75.000 dólares, Chu (así le han identificado) recibió su flamante vehículo sin el equipamiento opcional que había encargado, por lo que se negó a pagar la cantidad restante y decidió cancelar el pedido.

Sin embargo, hace unos días, el concesionario le envió una carta en la que le pedía que cumpliera con el contrato o perdería dicho depósito. Fue entonces cuando Chu perdió los nervios y decidió presentarse con su otro coche, un Porsche Cayenne con el que realizó todo un alunizaje en el mismo concesionario, llevándose por delante tanto el cristal del escaparate como todo el mobiliario que se encontró a su paso.

Finalmente, el personal del distribuidor llamó a la policía y los agentes arrestaron a este taiwanés. Se le acusa de poner en peligro la vida pública, intimidación y daños a la propiedad. Aun así, la cosa pudo ir a peor ya que en el maletero del coche encontraron una piqueta y un bidón de gasolina. Sin más dilación, te dejamos con el vídeo.