Reventon rueda
Hincha demasiado un neumático de su coche… y esto es lo que ocurre
Sut russian grand  1677754
Luz verde a las llantas de la polémica de Mercedes
87d9cba2-audi-r8-v10-plus-coupe-competition-14
Audi R8 V10 Plus Coupé Competition: Máxima exclusividad
Sut barcelona f1 t 1604766
Los test de pretemporada de Fórmula 1 ya tienen fecha y lugar
Etiquetado combustible anfac
7 claves sobre el nuevo etiquetado de combustibles

Así es como no debes aparcar tu Porsche 911 Targa 4S

El conductor de este deportivo alemán parece ser que confundió el acelerador con el freno y provocó un incidente bastante llamativo. Afortunadamente, nadie resulto herido aunque el Porsche si sufrió las consecuencias…

Porsche-accidente

Un despiste le puede ocurrir a cualquiera pero quizás las consecuencias serían menores si la persona tras el volante se encuentra en una edad no muy avanzada. Si recordáis, a finales del año pasado, nos llegaba desde Melbourne el caso de un conductor de 96 años que confundió el acelerador con el freno, provocando un fuerte accidente. Pues bien, no ha sido el único.

En esta ocasión nos trasladamos hasta Colchester, Inglaterra, para presenciar otro suceso similar que ha tenido lugar a lo largo de esta semana. Los dos protagonistas de la historia son, por un lado, un hombre de 73 años y, por otro, un Porsche 911 Targa 4S

Según reporta la BBC, el hombre trataba de aparcar su flamante deportivo cuando de pronto se precipitó contra un muro de ladrillos y cayó en un sendero subterráneo peatonal. Todo hace indicar que el conductor en lugar de pisar el freno pisó el acelerador, con el resultado que ya todos conocéis. Como decimos, este salió ileso de la situación aunque su compañero de viaje no puede decir lo mismo.

El sargento Colin Shead, quien publicó una fotografía en redes sociales, dijo que nadie había resultado herido pero que el conductor necesitará un curso de conducción adecuado. Por otro lado, la Agencia de Licencias para Conductores y Vehículos (DVLA) ya ha sido informada sobre el accidente.

El modelo en concreto equipa un propulsor bóxer de seis cilindros y 3.0 litros de cilindrada con una potencia de 420 caballos a 6.500 revoluciones y un par máximo de 500 Nm. Su tracción a las cuatro ruedas se puede combinar con una caja de cambios manual de siete relaciones o con una automática de doble embrague. Con la última puede alcanzar los 100 km/h en 4.2 segundos.