Screen-shot-2018-11-19-at-12-34-30-pm-1542649882
Este Fiat Cinquecento con motor Kawasaki es lo más divertido del día
Mclaren fa portada
McLaren lucirá un diseño especial para el Gran Premio de Abu Dhabi
Estudio depreciacion
Los monovolúmenes son los coches que más se deprecian en sus 5 primeros años
Horner
Horner tiene buenas expectativas con Honda
venta coches
¿Es legal prohibir la venta de coches de combustión en 2040? La UE tiene dudas

Batalla de hypercars: Porsche 918 Spyder vs. Ferrari LaFerrari

Ambos modelos son auténticos referentes dentro del mundo de los híbridos y de los deportivos, obteniendo unas prestaciones de infarto sólo al alcance de unos privilegiados. Entre ellos, un padre y un hijo nos muestran sus diferencias en una pista de aceleración.

Dragrace-hypercar-2

Hace unos años tres de los fabricantes más respetados del sector decidieron lanzar al mercado unos vehículos que expresaban las máximas prestaciones del momento. Hablamos del McLaren P1, el Ferrari LaFerrari y el Porsche 918 Spyder, ambos recurriendo a sistemas de propulsión híbridos que les sitúan en la barrera de los 900 caballos.

En esta ocasión nos quedaremos con los dos últimos de la lista, el italiano y el alemán. En condiciones ideales y con conductores experimentados al volante, ambos pueden realizar el cuarto de milla en menos de 10 segundos. A pesar de tener unos años a sus espaldas, no hay muchos vídeos centrados en la batalla de estos dos modelos. Afortunadamente, una familia adinerada se dirigió a una pista de Houston para demostrarnos las aptitudes de los hypercars.

Debido a la ventaja de potencia del ejemplar italiano – 963 caballos por los 886 del 918 –, sería fácil pensar que su llegada a la meta se produciría antes que la del modelo alemán. Además, es algo más ligero. Sin embargo, el sistema de tracción a las cuatro ruedas del Porsche marca completamente la diferencia de este duelo, ya que el Ferrari envía toda su energía a las ruedas traseras.

Durante este carrera, entre un padre y un hijo, el LaFerrari completa el cuarto de milla en 10,7 segundos a una velocidad de 217 km/h, mientras que el Porsche lo hace un segundo más rápido que este, obteniendo un crono de 9,7 segundos a 228 km/h. Un duelo de lo más interesante que te mostramos con el siguiente vídeo