Cetraa
Las 5 claves del libro de taller online: ¿Fin del fraude en la compra de vehículos usados?
Sophia forsch portada
Conoce a Sophia Florsch
venta coches
¿Es legal prohibir la venta de coches de combustión en 2040? La UE tiene dudas
Tatiana formula e
El test femenino de la Fórmula E ya conoce a sus integrantes
V.electrico fondo alta rgb 2017
Un punto de carga cada 100 km: Llega ‘el plan más ambicioso para la movilidad eléctrica’

Blanco, negro, gris, plata… ¿Qué color es el preferido por los conductores para su coche?

¿Cuál es el color preferido y más habitual en los coches? ¿es el mismo en todos lo países? 

Color-coches

Ya está disponible la última actualización del informe Global Automotive Color Trends 2017/2018 que elabora la compañía especializada en el repintado de vehículos PPG. Según este estudio el blanco es, con diferencia, el color más popular del mundo. Está presente en el 37% de las carrocerías que se vendieron en 2017.

Sin embargo, y aún siendo también la tonalidad predilecta de europeos y españoles, el porcentaje de vehículos blancos nuevos que se vendieron en el Viejo Continente y en España en 2017, baja, en la comparativa mundial, hasta el 32% y 30%, respectivamente.

El segundo color más elegido por los conductores del mundo es el negro, con un 17% del conjunto de los vehículos nuevos, seguido por el gris con un 12%. 

Aún siendo el color más popular, el porcentaje de vehículos blancos nuevos que se vendieron en Europa y en España en 2017 baja. 

Si atendemos a Europa y España, la segunda posición en ambos casos es para el gris, quedando el negro en tercer lugar. 

Con todo, es en la cuarta posición, en la cuarta tonalidad más preferida, donde la especificidad del mercado español empieza a hacerse notoria. Para el conjunto de los conductores del planeta, europeos incluidos, el color elegido es el plateado. Pero los españoles preferimos, en cuarto lugar, el color azul.

Si nos comparamos con otros países de nuestro entorno, somos muy parecidos a franceses, italianos y británicos. Elegimos: blanco, gris y negro, por ese orden. Los alemanes, sin embargo, prefieren el negro, seguido del blanco y el gris.