Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

BMW M3 E30 contra el Audi RS2 en una drag race retro

Dos auténticos pioneros alemanes que dieron forma a dos ilustres familias deportivas como la gama M de BMW y la RS de Audi, y dos formas distintas de entender las altas prestaciones, ahora frente a frente.

Drag-race-audi-rs2-e30-m3

Hoy te traemos una drag race muy clásica con dos históricos modelos. Ambos son alemanes, deportivos y potentes, pero pocas semejanzas más tienen. Porque ambos representan distintas visiones de las altas prestaciones. Son el BMW M3 E30 y el Audi RS2, dos históricas joyas que fueron clave en lo que hoy son las familias M de BMW y RS de Audi. Y ahora el canal Carwow los pone frente a frente.

La demostración de hasta qué punto son diferentes estas dos máquinas está ahí. El RS2 optaba por un motor de cinco cilindros y 2.2 litros turbo, tracción total con 320 CV y un ADN en ingeniería procedente de Porsche. Un lobo con piel de cordero que opta por una carrocería familiar y que sigue siendo rápido incluso para los estándares actuales, además de ser un coche bastante exclusivo, ya que sólo se construyeron 3.000 ejemplares.

El BMW M3 E30 mientras tanto optaba por la ligereza y el manejo, con una tracción trasera y un motor atmosférico de cuatro cilindros y 2.3 litros que ofrece 215 CV. Es más antiguo y menos potente que el Audi, pero el primero de los M3 sigue siendo actualmente uno de los M más valorados, además de contar con un destacado historial de competición, lo que lo convierte en un capaz y contrastado deportivo.

¿Cual se impondrá? Solo queda ver el resultado de esta batalla, aunque sea como sea con dos deportivos tan distintos y legendarios cada uno tendrá su favorito para llevárselo a casa. Independientemente de si es o no el más rápido.