Land-rover-defender-land-serwis-port
El clásico Land Rover Defender resucita de la mano de Land Serwis
Senna mclaren 1
‘Senna, historias desconocidas, 25 años más tarde’ es el último gran libro de la leyenda
Vs5-jetta-ateca
Presentado el VS5 Jetta, o lo que es lo mismo, ¡el Seat Ateca chino!
Gettyimages-1136441013
Pesadilla en Williams: Los pilotos cuentan lo que se está viviendo en Grove
Radar-cascada
Radares en cascada: El nuevo “invento” para controlar la velocidad

Vuelta al pasado: BMW M3 E92 GTS vs. Audi RS 4 Avant B7

Fueron dos de los modelos más destacados en su año y ahora han vuelto para enfrentarse entre sí en una drag race que promete mucha acción e igualdad. Ambos tienen bloques V8 y más de 400 CV, pero la forma de trasmitirlos al asfalto es diferente. ¿Quién conseguirá la victoria?

Sin titulo

Este año lo hemos comenzado ofreciéndote una serie de desafíos entre dos de los fabricantes alemanes más populares y exitosos de todos los tiempos, es decir, BMW y Audi. A través de una serie de drag races hemos visto unos desafíos de lo más interesantes, protagonizados por algunos modelos icónicos de estas dos marcas, aunque de épocas pasadas.

Los primeros en enfrentarse fueron los M3 E30 y RS2, unos ejemplares que marcaron la línea a seguir en términos de deportividad y fueron auténticos referentes para los modelos venideros de ambas marcas. El testigo fue recogido años más tarde por el BMW M3 E46 CSL y el Audi RS 4 Avant B5, ambos con un propulsor de seis cilindros y una potencia que superaba los 350 CV, repartida de diferente modo al asfalto, pues el primero recurría a la propulsión y el segundo a la tracción a las cuatro ruedas.

Tras ellos, nos encontramos con los protagonistas de esta drag race, el BMW M3 E92 GTS y el Audi RS 4 Avant B7. Nos remontamos al 2010 para descubrir a unos modelos que confiaban todo su potencial en unos bloques que aumentaban el número de cilindros y ahora disponían de ocho en lugar de seis, siendo fieles a la aspiración natural y sin recurrir a ninguna ayuda por parte de turbos o compresores. La cilindrada de ambos era pareja, siendo de 4.4 litros para el BMW y de 4.2 para el Audi, así como una potencia superior a los 400 CV en los dos casos.

El bloque del M3 entregaba 450 CV a nada menos que 8.300 rpm y un par máximo de 440 Nm, mientras que el RS 4 se conformaba con 420 CV y 430 Nm. Sin embargo, una de las armas principales del modelo de los cuatro aros era su sistema de tracción quattro, el cual puede marcar diferencias en este duelo tan apretado, aunque, por otro lado, la ligereza del BMW también tiene algo que decir, así como el cambio automático de este último. ¿Quién ganará?