Waze-ok
Tráfico estudia prohibir las apps que alertan de los radares y controles en carretera
Haas ferrari japon 2018 1
La relación entre Haas y Ferrari, motivo de “fricción” en la parrilla
Skoda-scala-rs-render-03
Skoda Scala RS: Primer vistazo al GTI más práctico y asequible
Collage eprix
El primer ePrix de Arabia Saudí, en imágenes
Seat-tarraco-prueba-1
Al volante del Seat Tarraco: Así va el nuevo buque insignia de Seat

Un Chevrolet Camaro provoca un fuerte accidente en Estados Unidos

El suceso ha ocurrido en Mississippi y afortunadamente nadie ha resultado herido de gravedad. Todo hace indicar que el joven conductor circulaba a una velocidad excesiva y esto provocó que perdiera el control del vehículo.

Sin titulo

Los conductores temerarios parecen no aprender la lección y el último caso con el que nos hemos encontrado no iba a ser diferente. El suceso ocurrió la semana pasada, concretamente en la mañana del 23 de agosto, en una intersección en Pearl, Mississippi (Estados Unidos), con varios vehículos viéndose implicados en el accidente.

El principal protagonista de la acción fue un Chevrolet Camaro de color negro conducido por un joven de 24 años, quien circulaba a una velocidad elevada y ha terminado impactando contra otros coches que estaban detenidos en un semáforo. Afortunadamente, a pesar de la gravedad de las imágenes, nadie ha resultado herido de gravedad y todo ha quedado en un susto mayúsculo.

Gracias a una cámara instalada en el interior de un vehículo podemos apreciar con detenimiento lo que ha ido ocurriendo con el paso de los segundos. En la escena vemos al modelo norteamericano circular a alta velocidad, perdiendo el control instantes después, lo que provocó que atravesara la mediana y terminara impactando fuertemente contra el resto de vehículos que estaban detenidos, incluyendo un autobús escolar. 

En palabras del dueño de la cámara, Clark Pennington: “Lo primero que pensé fue en que me iba a golpear. Y cuando vi que no iba a afectarme, descolgué el teléfono y marqué el 911. Aunque el vehículo todavía estaba en pleno movimiento, yo me mantenía hablando con el operador del 911.”

Finalmente, el joven conductor fue arrestado la semana pasada y contra él existen cargos por conducir de forma imprudente y no tener ningún seguro. Como decimos, nadie resultó herido de gravedad aunque el conductor del autobús y los ocupantes del sedán blanco fueron trasladados al hospital.