Conduciendo furgoneta
Las 8 infracciones que más cometen los conductores de furgonetas
Fa 1
Los planes de Fernando Alonso en la nueva Fórmula Renault
Tarraco led
¿Cómo funcionan y qué ventajas aportan los faros led? Te lo explicamos
Alonso drivers parade 2018 1
Brawn: “Alonso no ha ganado tanto como se merecía”
Jeep-on-busted-road
El Jeep anti-terremotos está en Estados Unidos y su dueño nos demuestra sus habilidades

Cómo perder una Honda Goldwing y salvar la vida en el mismo accidente

En la carretera cada instante cuenta y desviar la atención de la misma unos instantes puede tener graves consecuencias. Si no que se lo digan al protagonista de este vídeo quien –por suerte–, puede contarlo.

Moto-accidente-usa

Los motoristas son –con diferencia– quienes circulan más expuestos en carretera, especialmente en las vías de alta velocidad con numerosos carriles, como esta autopista norteamericana en la que se registró un accidente de lo más aparatoso, aunque sin consecuencias fatales para su protagonista.

Viajamos en un turismo equipado con una dashcam ya saben, esas videocámaras ideadas para anclarse en los salpicaderos de los coches que cada vez sirven para esclarecer más siniestros en todo el mundo y cuyo uso en España no es del todo lícito en estos momentos. Éste no es el caso de Estados Unidos, país en el que se desarrolla la secuencia. Bien, presten atención al motorista que se sitúa justo delante del vehículo provisto de la cámara.

Lleva una buena montura, concretamente una Honda Goldwing que es una de las mejores motos para largos desplazamientos por su nivel de tecnología y confort. Además, circula de forma prudente y tras adelantar por el carril izquierdo, regresa al central con la intención de ir desplazándose hacia la derecha progresivamente para abandonar la autopista más adelante. Sin embargo, de repente el tráfico se enrarece, los conductores de los coches advierten que se acercan a una zona de posibles congestiones y comienzan a frenar, extremando la prudencia incluso más de lo estrictamente necesario con tal mala fortuna de que en ese momento, el motorista está mirando su espejo retrovisor derecho para cambiarse de carril.

Cuando vuelve la vista hacia delante, se ve demasiado encima del coche que le precede y clava los frenos para evitar impactarle, una maniobra que le cuesta perder el control de su máquina. En cuestión de segundos el motorista rueda por el asfalto encomendándose a su chaqueta de cuero y sus pantalones vaqueros mientras la moto consigue mantenerse en equilibrio. Gracias a la inercia, cruza descontrolada los carriles hasta llegar al último y lo hace justo en el peor momento… Un trailer arrolla el vehículo que afortunadamente, no tenía ya conductor pues de lo contrario, las consecuencias hubieran sido peores para él.