Cetraa
Las 5 claves del libro de taller online: ¿Fin del fraude en la compra de vehículos usados?
Sophia forsch portada
Conoce a Sophia Florsch
venta coches
¿Es legal prohibir la venta de coches de combustión en 2040? La UE tiene dudas
Tatiana formula e
El test femenino de la Fórmula E ya conoce a sus integrantes
V.electrico fondo alta rgb 2017
Un punto de carga cada 100 km: Llega ‘el plan más ambicioso para la movilidad eléctrica’

¿Cómo preparar los neumáticos para viajar en verano?

Con la llegada del verano se incrementan los desplazamientos por carretera con altas temperaturas, ¿cómo afecta esta circunstancia a los neumáticos? ¿qué precauciones hay que tener? 

Neumaticos-verano

Comprobar la presión de inflado y el dibujo de los neumáticos antes de salir de vacaciones es, sobre todo, una cuestión de seguridad pero además puede suponer un importante beneficio económico, por el ahorro de combustible que conlleva y porque alarga la vida de las ruedas del coche. Desde el Grupo Andrés nos proponen una serie de consejos para el verano dado que en esta época hay un aumento de los desplazamientos por carretera.

Este incremento lógicamente trae parejo un mayor número de incidencias y según Grupo Andrés cerca del 15% de las averías que se producen en verano está directamente relacionada con el mal estado de los neumáticos; y muchos de los problemas desembocan en reventones y el consiguiente accidente.

Por eso, desde este distribuidor se recuerda que “una correcta presión incrementa la seguridad, el confort y la duración de los neumáticos; además, hará que disminuyamos el consumo de combustible, con el consiguiente beneficio económico y medioambiental”.

Según Grupo Andrés cerca del 15% de las averías que se producen en verano está directamente relacionada con el mal estado de los neumáticos. 

Para conseguir este objetivo desde Grupo Andrés proponen una serie de consejos: 

1.- Es fundamental revisar y ajustar las presiones antes de cada viaje y atender a las recomendaciones del fabricante, que suelen estar indicadas en la puerta delantera del vehículo o en la tapa de depósito.
2.- Como norma, es recomendable revisar y ajustar la presión regularmente al menos una vez al mes.
3.- Realizar las comprobaciones con los neumáticos en frío. Si se comprueba la presión en caliente, es aconsejable igualar la presión de las 4 ruedas a la de la que tenga mayor presión recomendada. Y repetir la comprobación cuanto antes en frío.
4.- Ajustar la presión según la información facilitada por el fabricante de los neumáticos.
5. Comprobar también la válvula, ya que su estado contribuye a mantener la presión adecuada. Una válvula en mal estado puede causar la pérdida total del aire provocando un rodaje sin aire, rotura de la carcasa del neumático y riesgo de accidente.

Asimismo, una presión incorrecta afecta a su duración porque genera un desgaste irregular de las gomas, hay más riesgo para su estructura y el comportamiento del vehículo será peor, lo que pone en peligro a todas personas que están en la carretera. Cuando la presión se ve afectada por elevadas temperaturas se reduce el tiempo de frenado y, por otro lado, se puede producir una deformación de la carcasa que acabe en reventón.

Mantenimiento en verano: La mejor elección, neumáticos All Season
Sin duda, en los desplazamientos de vacaciones estivales confluyen mucho dos factores relacionados con la estacionalidad: la sobre carga de los vehículos y altas temperaturas que causan que el asfalto de las carreteras alcance hasta los 60 grados. Ambos aspectos repercuten en la presión de los neumáticos y el desgaste de la banda de rodadura.

Una presión incorrecta afecta a su duración porque genera un desgaste irregular de las gomas.  

Ante la influencia del clima, la recomendación de Grupo Andrés es optar por los neumáticos All Season a medida que se disponga de las diferentes marcas. Este tipo de ruedas se adapta perfectamente a la conducción en altas temperaturas, tan normales en el verano español; por ende, actúan de forma “milagrosa” ante cualquier evento climatológico adverso (tormentas de verano de lluvia y granizo); y permiten, sin tener que realizar ningún cambio, abordar la llegada del otoño e invierno siguiente con máximas garantías.

Además, con sus 9 milímetros de goma útil en la banda de rodadura -teniendo en cuenta que lo habitual son entre 6 y 7- se prolonga su vida útil, la eficacia de la frenada y capacidad de maniobrar. Hay que recordar que los expertos advierten del peligro de conducir con neumáticos con menos de 3 milímetros de dibujo, y que además está prohibido circular con cubiertas muy desgastadas, en concreto cuando la profundidad de la banda de rodadura está por debajo de los 1,6 milímetros.

No obstante, alguna marca ya apuesta por dar todas las prestaciones perfectas al neumático hasta llegar al límite de la legalidad. Es el caso de Michelin con sus All Season con la Cross Climate que permite aprovechar hasta el último milímetro de dibujo legal.

Por otro lado, cuando el vehículo va circular muy cargado se recomienda ajustar la presión al nivel máximo recomendado, incluso un poco superior, antes de ponerse en carretera. De la misma manera, se debe devolver a los neumáticos la presión normal al finalizar el trayecto y descargar.