1366 2000 0  pinned
Correos recauda más de 1 millón de euros con la venta de etiquetas medioambientales de la DGT
Gettyimages-952382114
Toto Wolff: “Creo que Sebastian habría ganado fácilmente la carrera”
All-newfordgt innovations 13
Ford amplía la producción del GT ante el incremento de pedidos
Collage marquez-2
La celebración del título de Marc Márquez, en imágenes
Sin titulo
Este tráiler lleno de coches de cine es lo más llamativo del día

Cómo ‘reventar’ un McLaren 650S Spider sin salir del parking

Este inexperto conductor británico –por no ponerle un calificativo peor– te muestra lo que nunca debes de hacer cuando alquilas un superdeportivo.

Accidente-mclaren-650s-2

Hace poco más de diez días que te relatamos la historia de un conductor de sólo 23 años que había alquilado y destrozado un precioso Lamborghini Huracán de color blanco tras conducir bebido y protagonizar una persecución policial, lata de cerveza en mano. Aquello nos pareció sencillamente insuperable, pero ya saben, el ser humano es el único capaz de tropezar dos veces con la misma piedra y en este caso, el único capaz de destrozar dos supercars alquilados del mismo color y con exactamente, la misma torpeza en el mismo mes.

El suceso tuvo lugar hace un par de días en Reino Unido, donde un hombre de mediana edad había alquilado un flamante McLaren 650S Spider para una boda y por el bien de la novia, esperamos que le diera servicio antes de someterse a las particulares ‘pruebas’ de quién lo alquiló.

Según refleja el diario The Sun, este conductor –cuya identidad no ha trascendido– quiso sentir en su propia piel todo el potencial del McLaren, un superdeportivo de 650 caballos, y no se le ocurrió otra cosa que irse a un parking público para poner a prueba… ¡su aceleración! El resto de la historia puedes imaginártela: tras activar el modo Launch Control, nuestro protagonista hundió el pedal a fondo y el torrente de potencia del V8 biturbo le sorprendió tanto que no tardó en quedarse sin los metros suficientes para frenar, estampándose contra un árbol y causando graves daños al vehículo.

El McLaren 650S pasa de 0 a 100 km/h en 3 segundos, un Mercedes A 180 de 122 caballos requiere exactamente el triple de tiempo.

Por suerte, él salió completamente ileso aunque con un susto importante y una vergüenza que imaginamos indescriptible. La fuerza del impacto fue tal que provocó que los airbags del interior saltaran, algo que elevará todavía un poco más la factura de una reparación que promete no ser precisamente asequible en un coche que alcanza los 280.000 euros en nuestro mercado.