Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

¿Qué interesa más, comprar un coche “como siempre” o por renting?

El renting cada vez tiene mas seguidores, pero ¿hasta qué punto es rentable compar un coche con esta fórmula? Un estudio independiente analiza la situación con un ejemplo práctico.  

Gettyimages-623806444

El renting está experimentando una tendencia al alza, tanto en 2018, como en lo que llevamos de 2019. De hecho, según la Asociación Española de Leasing y Renting (AELR) durante 2018 se acogieron a esta fórmula 212.807 turismos, un 5,7% más que en 2017. Si tenemos en cuenta los turismos, vehículos industriales y todoterrenos, el sector creció un 7,8% el año pasado con 265.352 operaciones firmadas. Pero ¿hasta qué punto interesa tener un coche mediante renting? 

Un reciente estudio de iAhorro, comprador online de productos de financiación personal, intenta dar respuesta a esta pregunta y para ello pone incluso un ejemplo práctico. Según este informe, en primer lugar hay que señalar que el precio de los vehículos sigue creciendo. Según el INE –Instituto Nacional de Estadística–, los automóviles se encarecieron un 0,3% durante el pasado mes de enero respecto al mismo mes del año anterior. 

“A la hora de comprar un coche hay que tener en cuenta diversos gastos. El primero y más importante, por su cuantía, es el precio de compra del vehículo. Otros gastos a tener en cuenta cuando adquirimos un vehículo son el alquiler o la compra de una plaza de garaje, el seguro, los gastos de mantenimiento y reparaciones y el combustible, aunque estos últimos dependen más del kilometraje anual que hagamos, que de otros factores”, señala Esteban Viso, experto financiero en iAhorro.  

Este informe pone un ejemplo práctico, con el coche más vendido de 2018, el Seat León, un vehículo que tiene un coste medio de 18.000 euros. Si a esta cantidad le sumamos el IVA, el impuesto de matriculación y el de circulación nada más sacar el coche del concesionario habremos pagado 23.635,4 euros. Si al coste de compra le sumamos los gastos que podemos tener en un año (gasolina, seguro y aparacamiento en zona verde, de residentes) acabaremos pagando en los primeros 12 meses de vida 24.660 en el caso de un coche diésel.

Para hacer este calculo se ha tenido en cuenta que durante ese primer año se han hecho 10.000 kilómetros, a 1,2 euros el litro para un coche que consuma 5 litros a los 100 kilómetros, hablamos de unos 600 euros al año. A esta cantidad hay que sumar el seguro (400 euros) y el pago de la zona verde (24,6 euros). En el caso de ser gasolina el precio se eleva un poco hasta los 24.840 euros por el coste de este combustible, se ha tenido en cuenta un precio medio de 1,3 euros.

Otro aspecto que analiza este informe es el coste del comentado Seat León a lo largo de 12 años, que es el periodo medio de vida de un coche en España. Para hacer este calculo se ha tenido en cuenta que cada año se ha utilizado más o menos lo mismo el automóvil, 10.000 kilómetros anuales, lo que supondría 120.000 en los citados 12 años. 

Para hacer este calculo se ha tenido en cuenta un automovilista que realiza 10.000 kilómetros al año. 

Durante este periodo se ha estimado un cambio de neumáticos dos veces, el aceite 6 (lo recomendado es una vez cada 20.000 kilómetros), la correa de distribución una vez, las bombillas 3 veces. También se han añadido gastos imprevistos de 2.000 euros en 12 meses y los pagos de la ITV (6 veces en 12 años), el impuesto de circulación, (1.200 en 12 años) y la zona verde de aparcamiento (295,6 euros en 12 años). 

Si tenemos en cuenta lo que hemos pagado durante el primer año del vehículo y le añadimos el resto de años (11). La suma total de los 12 años para un coche diésel es de 42.440 euros y para un coche de gasolina 44.226 euros.

¿Cuánto cuesta este mismo coche de renting?
En primer lugar hay que tener en cuenta que, normalmente, el acuerdo de renting especifica el kilometraje anual máximo permitido, los gastos de mantenimiento incluidos, las reparaciones que entran en el contrato y un cambio de neumáticos. Para el usuario de a pie este sistema permite olvidarse de las tareas de mantenimiento. 

¿En qué casos podría entonces interesar a un conductor particular el renting?  “Mediante renting, el usuario está sujeto a unas condiciones que limitan el kilometraje anual, entre otras cosas. La parte buena es que con el pago de la mensualidad pactada, el usuario tiene incluido el mantenimiento del vehículo, algunas reparaciones y también el seguro o los gastos de matriculación, por decir algunos”, destaca Esteban Viso.

En el caso de los autónomos y en las empresas, el renting tienen ventajas fiscales pero que para el ciudadano particular estas fórmulas no se aplican. “Es una buena idea para las personas que no desean preocuparse por cuestiones "de papeleo", y simplemente disfrutar de un coche nuevo que, además, suele poder cambiar cada 4 o 5 años”, apunta el experto financiero de iAhorro.com.

A modo de ejemplo, el informe aporta datos concretos sobre el Seat León en dos compañías de renting. En Arval el precio es de 249 euros más IVA, lo que supone 308,76 al mes. En el caso de LeasePlanGo, el precio de este vehículo es de 297 euros más IVA, 359,37 euros al mes.

Si multiplicamos estas cantidades por 12 años, hablamos de 44.461 euros en el caso de Arval y 51.749 euros en el caso de LeasePlanGo. En este caso solo habrá que sumar el gasto de gasolina de los 12 años por lo que estaríamos hablando de una suma total de 53.821 euros en el primer caso y de 61.109 en el segundo.