Ford-edge-nieve-01
Conducimos el Ford Edge 2019: Cuando el lujo no depende de una marca
Podium portada
Balance de la era híbrida en F1: 5 años, 100 carreras, y poca variedad
Audi etron gt concept video
E-Tron GT Concept: Todo sobre el próximo rival del Tesla Model S en vídeo
Carlos-sainz-test
Sainz asume la responsabilidad en McLaren para 2019
Kia-e-niro-dinamica-03
Probamos el Kia e-Niro: Seguramente, el eléctrico que esperabas

Condenados a prisión por quitar 675.000 km del marcador de tres coches

Parece que es un fraude que ya no se produce pero de vez en cuando nos llegan noticias como esta, ocurrida en Zaragoza. 

Cuentakilometros

Ha ocurrido en Zaragoza según publica Heraldo, el juzgado de lo Penal número 5 de esta ciudad ha condenado a 4 personas a penas que suman 6 años de prisión por restar del cuentakilómetros de 3 coches 675.000 kilómetros, con el objetivo de revender los vehículos usados por un precio más elevado.

Los encausados son Mohamed O. B., Abdelkarim O., Gheoghe Ciprian A. y Juan Ignacio A. que admitieron los hechos para así conseguir una rebaja en las penas y evitar la cárcel dado que ninguna de las condenas supera los 2 años de prisión, y como los acusados no tienen antecedentes no tendrán que entrar en la cárcel

Los condenados no ingresarán en prisión porque no tienen antecedentes penales. 

Las ventas de los 3 vehículos se han dado a conocer ahora dado que en la sentencia se han aportado multitud de datos sobre este fraude. La primera se produjo el 17 de julio de 2014 en Zaragoza cuando los propietarios de un Mercedes C-220 –dos de los acusados– pidieron al dueño de un taller –el tercer juzgado– que manipulara el cuentakilómetros del coche. En concreto restaron del marcador 320.000 kilómetros. Con ello consiguieron vender el vehículo por 6.590 euros, cuento el precio hubiese sido de 3.681.

La segunda estafa se produjo entre octubre de 2013 y junio de 2014. En este caso los acusados manipularon el marcador de una Citroën Berlingo, al que restaron 140.000 kilómetros. 

La tercera venta fraudulenta se produjo en 2013 y se realizó con un Mercedes C-270 al que quitaron 215.000 kilómetros para venderlo por 7.625 euros, en lugar de 5.569.