Marcas-seguros
Las 10 marcas de coches más caras de asegurar
Williams test no 1
Williams, cada vez peor: también se perderá el día 2 de test
Ford-focus-st-2019-01
Ford Focus ST 2019: Con más motor, es más ST
Alfa romeo collage
Todas las imágenes del nuevo Alfa Romeo C38 de 2019
Mini-clasico-electrico
Vuelve el Mini clásico, pero ¡100% eléctrico!

¿Contamina realmente más el diésel que la gasolina?

Esta es la pregunta que se formula al menos el 42% de los conductores españoles que no tienen claro el papel que juega el automóvil en el calentamiento global o la contaminación atmosférica.

Surtidor-gasolina-nudo

Un reciente estudio llevado a cabo por el site Acierto.com revela el desconocimiento mayoritario de los conductores sobre la polución que emiten sus vehículos. Para el 42% de los españoles no está claro que los diésel sean más contaminantes que los gasolina un porcentaje que se eleva hasta el 56% en el caso de las mujeres.

Ellas se revelan como las más desconocedoras de la materia frente a un 32% de los hombres que confiesan también no conocer las emisiones de sus coches ni si son menores las de los gasolina o los diésel. Por si todo esto fuera poco, el dato quizá más desalentador de los que se desprenden del informe es que más del 40% de los conductores no se plantea la compra de un coche eléctrico y de hecho, nunca lo ha hecho. Y es que entre las cualidades que ofrece un automóvil a su comprador, la sostenibilidad no es relevante más que para el 21% de ellos.

La escasa concienciación social resulta alarmante, sobre todo si tenemos en cuenta que la Organización Mundial de la Salud estima que hasta 80.000 europeos mueren cada año a causa de la contaminación. Este organismo, por cierto, decretó también como cancerígenas las partículas pesadas que emiten los vehículos a gasóil, un tipo de contaminación que no está presente en los gasolina aunque por contra, gastan más combustible y emiten un mayor índice de CO2 contribuyendo más así al calentamiento global.

En lo que no hay discusión, según acierto.com es en el aspecto de la rentabilidad pues en más del 50% de los casos, en el diésel no se recupera la inversión realizada debido a factores como el precio inicial, el mantenimiento y los kilómetros totales recorridos, factores que añadidos a un valor residual menor al de años anteriores, ha contribuido a restarle interés a esta mecánica.