Bmw-sleeper-2
Te presentamos al ‘sleeper’ del momento, un BMW 318i E30 de 1985
Declas ferrari binotto
Ferrari dará a Vettel “prioridad” sobre Leclerc si fuera necesario
Kia-ceed-test-drive-01
Prueba Kia Ceed 1.0 TGDI: Todo lo que no te esperas
Sainz declas cope
Sainz, sobre el McLaren de 2019: “Todo es nuevo, hay ganas de probarlo”
Gettyimages-1075382370
Las 10 ciudades con más atascos del mundo en 2018

¡De milagro! Evita un choque frontal contra un camión por centímetros

Las carreteras rusas no son un lugar seguro pero cuando nieva sobre las mismas, te puedes encontrar con los peligros más inesperados.

Camion-volquete-accidente

Una gran nevada ha caído sobre la región de Arkhangelsk, en Rusia. Hasta aquí todo normal, las autoridades han cumplido con su misión limpiando las carreteras más afectadas y prohibiendo la circulación del tráfico pesado pero ya sabes, a veces hay normas que no se cumplen precisamente al pie de la letra y sino que se lo digan al conductor del turismo en que el ‘viajamos’.

Las imágenes que vas a ver han sido tomadas desde una dashcam, ya sabes, esas videocámaras que instalan en el salpicadero de sus coches los conductores rusos animados por sus propias aseguradoras, que premian esta conducta por la ayuda que les supone para aclarar algunos siniestros. En este caso, el accidente que quedó registrado deja poco lugar a la duda.

Todo transcurre con normalidad, el conductor circula a una velocidad prudente y parece que con buena tracción pese a las delicadas condiciones de la carretera cuando de repente, aparece por el carril contrario y totalmente descontrolado un camión volquete, sí, los que se emplean en las obras y el último vehículo con el que creerías que ibas a cruzarte en tales circunstancias.

Como si se tratara de una pesadilla, el camión se cruza por completo en la vía y se dirige directamente hacia el vehículo que lleva instalada la cámara cuando, en el último momento, impacta contra un poste de la luz y sale despedido hacia atrás en una carambola absolutamente milagrosa. No queremos ni pensar lo que hubiera sucedido si el impacto frontal se hubiera producido, pero estamos seguros de que al conductor del coche le llevará tiempo quitarse esa idea de la cabeza y esperemos que al del camión también, y no se le ocurra jamás cometer tal imprudencia.