Coches-candidatos-debate
Los coches del debate: Sánchez, Casado, Rivera e Iglesias marcan diferencias
Williams portada
La Fórmula 1 continúa siendo despiadada con sus equipos
Lumma clr g770 photo 11
Mercedes-AMG G 63 by Lumma: Subiendo de categoría
Toyota alonso
Toyota busca sustituto para Alonso: El piloto, sigue sin arrojar luz sobre su futuro
Gettyimages-1142247880
¿Qué comunidades autónomas tienen el parque móvil más antiguo de España?

Aumentan los delitos contra la seguridad vial: Casi 82.000 personas condenadas en 2017

Acabamos de conocer los datos referidos a los delitos contra la seguridad vial, que confirman un incremento de las condenas por conducir bajo los efectos de alcohol o drogas.  

Seguridad-vial-2017-2

La Fiscalía de Seguridad Vial ha presentado su memoria en la que se desvelan datos referentes a la seguridad vial y en concreto a los considerados delitos. 

Así, según datos recogidos por Pyramid Consulting, durante 2017 el Ministerio Fiscal ha presentado 76.260 escritos de acusación por delitos contra la seguridad vial y se han dictado 81.951 condenas, que suponen un 32% del total por toda clase de delitos.  

Juicios rápidos
En 2017 la mayoría de los delitos contra la seguridad vial se han resuelto mediante juicio rápido. Así ha ocurrido en tres de cada cuatro (73%) de los procedimientos ya iniciados. También en cuatro de cada cinco (81%) de las acusaciones del Ministerio Fiscal sobre la seguridad vial.

Esto son porcentajes prácticamente idénticos a los de otros años. Además, se han ejecutado 55.890 penas de privación del derecho a conducir y 2.075 pérdidas de vigencia. Se han impuesto más de 53.000 penas de multa y 25.494 de trabajos en beneficio de la comunidad.

Un 32% de los delitos que se cometen son referentes a la seguridad vial. 

Sí ha disminuido, según la memoria, el número de acusaciones. Exactamente, ha habido un 4% menos. No obstante, han aumentado las sentencias condenatorias en un 1,3%.

Las condenas
Se han incfrementado ligeramente con respecto a 2016 como te contamos aquí. Lo que más ha aumentado, conducir bajo la influencia del alcohol o drogas, y sin permiso vigente.

También han subido los delitos de conducción temeraria por exceso de velocidad y tasas de alcoholemia y por negarse a someterse a las pruebas de detección de alcohol y drogas.