Mini-Coopers-S-2018
Nos subimos al Mini 2018: Originalidad por bandera
Alonso paddock f1 2018 1
Primer fin de semana de descanso para Alonso tras siete semanas de carreras
Marquez carrera alemania 2018 1
Marc Márquez impone su ley una vez más en Alemania
Lotus 72 f1 2018
F1 2018 contará con un total de 20 coches clásicos
Portada-AUDI-A8-BMW-SERIE-7
Audi A8 50 TDI vs. BMW 730d: Duelo al máximo nivel

Descubren por qué da sueño conducir

Es debido a las vibraciones de baja frecuencia que producen los coches y que se transmiten al cerebro a través de los asientos.

Dormir coche

A una gran mayoría de personas les entra sueño al subirse a un coche. No es ningún secreto que los copilotos se quedan dormidos más o menos a los veinte minutos de iniciar el trayecto. Y quienes están al volante tienen que hacer un esfuerzo para mantenerse alerta y atentos a lo que sucede en la carretera.

Ahora, un estudio realizado por un equipo de la RMIT University de Melbourne, Australia, ha confirmado que esa sensación de sueño que nos invade progresivamente al subirnos a un automóvil, es debida a las vibraciones que se transmiten a través de los asientos a nuestro organismo y a nuestro cerebro.

Los investigadores realizaron un experimento en el que colocaron a los voluntarios en un simulador que reproducía el mismo tipo de vibraciones de baja frecuencia que se producen en los coches y los camiones. Y los resultados revelaron que a los quince minutos, las personas comenzaban a sentir somnolencia. A la media hora, la sensación de sueño ya era muy evidente, y alcanzaba su punto máximo a partir de los 60 minutos.

Pero, de la misma forma que las vibraciones de baja frecuencia que producen los coches inducen al sueño, los investigadores explican que existen otro tipo de vibraciones que provocan el efecto contrario, es decir que ayudan al conductor a mantenerse despierto y alerta. Por eso, afirman que es necesario realizar más estudios que sirvan para que, en el futuro, la industria automovilística diseñe nuevos coches que produzcan esas vibraciones positivas.

Vía: Quo.es