Audi-rs-q3-portada
Los 400 CV del Audi RS Q3 2018 ya prueban el asfalto de Nürburgring
Sut french grand p 1632194
Sainz, ¿más cerca de McLaren con la marcha de Alonso?
Land-of-land-rovers-portada
Así es el viaje de Land Rover por el Himalaya en su 70 cumpleaños
Sut indianapolis 5 1485405
La IndyCar abre sus puertas a Fernando Alonso
Dodge-challenger-hellcat-redeye-portada
Dodge Challenger Hellcat Redeye: 808 CV para quemar el asfalto

Detenido por dar 17 vueltas a una misma rotonda

Ha ocurrido en Francia, donde un conductor de 73 años ha sido juzgado por un delito contra la seguridad vial por circular de forma repetida por una rotonda. 

Rotonda

Los hechos ocurrieron el pasado 30 de octubre pero ahora se ha celebrado el correspondiente juicio y ha trascendido la noticia, recogida por el diario francés Ouest France. Un conductor de 73 años acaba de ser juzgado en el Tribunal Penal de Saint-Brieuc en Côtes-d’Amor, Francia por circular de forma repetida por una rotonda. 

Este conductor fue interceptado por la Policía se esta localidad francesa, pero no hizo caso a las señales de los Agentes, que comenzaron una persecución hasta que el mencionado conductor entró a una rotonda y comenzó a girar sobre ella de forma indiscriminada. Finalmente, el conductor fue detenido por la Policía de esta localidad francesa cuando estaba dando vueltas a una rotonda de forma insistente. Concretamente estaba en el centro de la ciudad, en la zona de Bulevar Sévigné y rue des Propendes.

El conductor se negó a deneter el vehículo, disminuir la velocidad y realizar la prueba de alcoholemia.

Según consta en la denuncia, el conductor habría dado 17 vueltas a la rotonda tras lo que fue detenido por la Policía que procedió a identificarlo y se encontró a un conductor de 73 años en evidente estado de embriaguez. Se da la circunstancia agravante de que el conductor se negó a deneter el vehículo, disminuir la velocidad y realizar la prueba de alcoholemia. Además, este conductor de 73 años ya había sido detenido por un caso parecido en el año 2012.

Durante la celebración del juicio, el conductor ha asegurado que no escuchó las sirenas de los coches de Policía ni se percató de las señales de los Agentes.  

Finalmente el conductor ha sido condenado a una multa de 90 días –7 euros cada día– y se le ha retirado el carnet de conducir.