Apoyo-ciudades-espaas-01
La OCU contra las etiquetas de la DGT:  No siempre un ‘Eco’ o ‘Cero’ contamina menos
Aleron delantero
Tost, asombrado con el alerón delantero de Ferrari: “Al menos, les da medio segundo”
Audi-rs-q4-01
Audi RS Q4: Con toda la garra y el tamaño justo
Caja de cambios
La FIA trabaja en cajas de cambio estándar para 2021
Lamborghini-terzo-millenio
El primer Lamborghini híbrido llegará en el Salón de Frankfurt 2019

Detenido un hombre capaz de robar coches en solo 20 segundos

Se llama operación Diplo y es literalmente de película. Alude a una investigación relacionada con el robo de vehículos que solo perpetraba una persona, pero muy bien organizada...

Robo coche1

Toda esta operación ha sido seguida por la Guardia Civil que ha detenido a un ciudadano búlgaro por el robo de varios vehículos. Su modo de actuar era bastante original y eficaz, dado que utilizaba un coche también sustraído que portaba placas de matrícula falsificadas del Cuerpo Diplomático de la Embajada de Polonia.

De hecho, en el domicilio del detenido se han encontrado placas de matrícula de las embajadas de Rumanía y Jordania, más de 20 llaves “vírgenes” de vehículos, 15 placas de matrícula españolas y europeas, todas falsificadas, así como dispositivos electrónicos para arrancar vehículos y múltiples herramientas para manipular números de bastidor. La Guardia Civil ha señalado que el material tecnológico encontrado es de última generación, solo disponible para profesionales. 

Todo comenzó cuando se detectó un vehículo de la embajada de Polonia con matrícula falsa, dado que la placa que portaba pertenecía a otro vehículo. Comenzó así una investigación de este vehículo que también era robado y que el conductor utilizaba para sus operaciones delictivas.  

El detenido ha robado una media de 2 vehículos semanales durante los dos meses que ha estado delinquiendo. 

Su “trabajo” consistía en recorrer distintas calles de Madrid para localizar los modelos de vehículos que le solicitaban otras organizaciones criminales a las que él ofrecía sus servicios. Al utilizar en sus prospecciones un vehículo con placas diplomáticas raramente era detenido en un control policial.

Aprovechaba por ello para llevar todo lo necesario para perpetrar los robos: extractor de cerraduras, herramientas para acceder al interior de los coches y un avanzado dispositivo que le permitía manipular el puerto OBD, para así anular el inmovilizador electrónico de la centralita y arrancar el coche en apenas 20 segundos. Tras hacerse con el vehículo robado le cambiaba las placas de matrícula. 

La Guardia Civil también ha señalado que algunas organizaciones le solicitaban los vehículos sin falsificar, es decir “en crudo”, sólo con la placa de matrícula de otro modelo similar, ya que serían estos grupos los encargados de falsificar el número de bastidor y documentación. Por el contrario, otras los encargaban completos; con documentación extranjera, bastidor modificado y la electrónica del vehículo cambiada para que en los controles administrativos posteriores en cualquier país europeo no hubiese ningún problema.

Sin duda todo un "profesional" que afortunadamente ya ha sido detenido, dado que robaba una media de dos vehículos semanales durante dos meses.